Definición de háptica

El vocablo griego haptikós llegó al castellano como háptico. Se trata de un adjetivo culto que puede emplearse como sinónimo de táctil.

Háptica

Háptico o táctil, por lo tanto, es algo vinculado al tacto: el sentido que posibilita la percepción de sensaciones de temperatura, presión y contacto al palpar o tocar. A la disciplina que analiza estas cuestiones se la conoce como háptica.

La háptica estudia todo aquello asociado a la apreciación del contacto y sus efectos. El tacto es uno de los primeros sentidos que se van desarrollando en el ser humano y resulta clave para adquirir conocimientos sobre texturas, superficies, etc.

El sistema háptico permite a cada sujeto percibir el entorno apelando a la utilización de su propio cuerpo. Este sentido forma parte de las herramientas esenciales para la supervivencia.

Es importante tener en cuenta que el tacto influye en las relaciones interpersonales ya que interviene en la comunicación no verbal. De todas maneras, hay que considerar que la manera de entender el contacto físico varía según cada cultura.

Se denomina tecnología háptica, por otro lado, a aquella equipada con una interfaz que permite a las personas interactuar con el recurso a través del tacto. Apelando a sensores, los dispositivos hápticos responden al tacto de los individuos y, a su vez, generan sensaciones que el usuario recibe gracias a su sistema háptico.

Los teléfonos inteligentes (smartphones) y varias consolas de videojuegos cuentan con tecnología háptica. La PlayStation 5 (PS5), por ejemplo, incluye joysticks con accionadores que, mediante vibraciones, estimulan de distintos modos la palma de la mano del jugador.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de háptica (https://definicion.de/haptica/)

Buscar otra definición