Definición de hematosis

La noción de hematosis proviene del vocablo griego haimátōsis. El término refiere al proceso que permite oxigenar la sangre.

Hematosis

Mediante la hematosis, se desarrolla un intercambio gaseoso entre la sangre del ser vivo y el ambiente externo que posibilita la expulsión de dióxido de carbono y la fijación de oxígeno a través de la respiración. Las características de este procedimiento dependen de cada especie.

En los mamíferos como el ser humano, la hematosis es pulmonar. El intercambio se lleva a cabo entre los alveolos y los capilares sanguíneos: por la diferencia de concentración, el oxígeno del aire alveolar pasa a la sangre, donde se une a la hemoglobina presente en los glóbulos rojos y llega a las células del organismo. El dióxido de carbono de la sangre, a su vez, ingresa a los alveolos y luego es eliminado.

Es importante tener en cuenta que la hematosis es imprescindible para la respiración. El oxígeno que se inhala se desplaza de los alveolos pulmonares a la sangre a través de los capilares, mientras que el dióxido de carbono de la sangre en los capilares pasa al aire de los alveolos y es exhalado. Así se consigue un equilibrio: una cantidad elevada de dióxido de carbono o de oxígeno resulta tóxica.

En el caso de los peces, los moluscos y otras especies acuáticas, la hematosis se produce en las branquias. Los insectos, en tanto, realizan la hematosis vía los tubos traqueales. Otros organismos, como algunos gusanos, recurren a la hematosis cutánea. Incluso hay animales que desarrollan una hematosis principal y otra hematosis complementaria, utilizando dos mecanismos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hematosis (https://definicion.de/hematosis/)

Buscar otra definición