Definición de hiedra

El vocablo latino hedĕra llegó al castellano como hiedra o yedra. Así se denomina a las plantas trepadoras que pertenecen al grupo familiar de las araliáceas.

Hiedra

Como el resto de las araliáceas, la hiedra es fanerógama, angiosperma y dicotiledónea. Esto quiere decir que sus órganos reproductivos pueden verse en forma de flor (fanerógama); que sus carpelos desarrollan un ovario que contiene los óvulos (angiosperma); y que su embrión presenta dos cotiledones u hojas (dicotiledónea).

Las raíces de la hiedra brotan de su tronco y se fijan a los objetos cercanos. Sus hojas son verdinegras, mientras que sus flores son verdosas o amarillentas. Estas plantas también dan un fruto en forma de baya.

Es importante tener en cuenta que la hiedra no un organismo parásito. Sin embargo, por su follaje puede provocar daños y hasta ahogar a los árboles a los cuales se enreda.

Cuando crecen desde el suelo, las plantas no suelen superar los 20 centímetros de altura. En cambio, cuando pueden trepar por un árbol o alguna estructura (una reja, un muro, etc.), en ocasiones crecen más de 30 metros.

Gracias a su follaje perenne, las hiedras suelen cultivarse para cubrir paredes con fines ornamentales. En determinados lugares, de todos modos, hay especies de hiedra que se califican como invasoras, ya que pueden crecer sin control e invadir regiones silvestres.

Cabe resaltar que las bayas de la hiedra son tóxicas para el ser humano. Por eso su ingesta provoca vómitos, diarrea y otros problemas intestinales. En dosis muy altas, incluso puede generar un paro cardíaco.

Para los perros, las vacas y otros animales, la hiedra también es venenosa. Algunas aves, por el contrario, consumen las bayas y luego contribuyen a la dispersión de las semillas y a la propagación de la planta.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hiedra (https://definicion.de/hiedra/)

Buscar otra definición