Definición de industrialización

Lo primero que vamos a hacer antes de adentrarnos en el significado del término industrialización es descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del latín. Exactamente es el resultado de la suma de varios componentes léxicos de dicha lengua:
-El sustantivo “industrialis”, que se usa para referirse al conjunto de materiales y operaciones que se realizan para llevar a cabo algo.
-El componente “-izare”, que es sinónimo de “convertir en”.
-El sufijo “-cion”, que se emplea para indicar “acción y efecto”.

Industrialización

La industrialización es el proceso y el resultado de industrializar. Este verbo (industrializar), por su parte, refiere a lograr que algo sea producido a nivel industrial o a otorgar preponderancia a la industria en la economía de una nación.

Antes de avanzar, por lo tanto, hay que centrarse en la idea de industria. Así se denomina a aquellas operaciones que permiten obtener, transformar o transportar productos. El concepto también alude a la fábrica o planta que se destina a estas actividades y a la suma de las industrias de un género, una región o un país.

Retomando la noción de industrialización, el término suele emplearse para hacer mención a la producción a gran escala. Para que haya industrialización en este sentido, deben existir maquinarias que posibiliten ese tipo de acciones.

Como proceso económico, la industrialización genera mayor riqueza que la producción artesanal o a pequeña escala. Por eso los países más poderosos son aquellos que se encuentran industrializados: compran materias primas a bajo costo y venden productos industriales con valor agregado.

A nivel general, la industrialización surgió con el avance de la tecnología y de la ciencia. De a poco, el ser humano se fue alejando de las actividades rurales para asumir tareas industriales, una evolución que generó cambios sociales de enorme importancia y que favoreció el desarrollo del capitalismo.

Entre las principales ventajas que trae consigo la industrialización podemos destacar las siguientes:
-Se logra una mayor productividad de una zona y, por tanto, se incrementa notablemente la economía de la misma.
-Apuesta por mejorar lo que es la gestión de los recursos.
-Consigue crear nuevos puestos de trabajo.
-Se logra la reducción notable de tiempo en la fabricación de cualquier producto.
-Se optimizan los niveles de calidad.
-Se logra una mayor competitividad a nivel empresarial.

No obstante, tampoco podemos pasar por alto el hecho de que también la industrialización trae consigo sus desventajas. Nos estamos refiriendo a las siguientes:
-Se requieren mayores costes de inversión.
-Se produce una aportación a que existan mayores desigualdades sociales entre la población.
-Es necesario invertir tiempo y dinero en la formación y capacitación de profesionales.
-Puede llevar a dañar el medio ambiente y aumentar la contaminación de una zona.
-Se establece una dependencia notable de la tecnología y maquinaria.

Se llama Revolución Industrial al primer gran proceso de industrialización que se produjo en el mundo. Dicha transformación comenzó en las últimas décadas del siglo XVIII en Inglaterra y luego se expandió a otros países del continente europeo y a Estados Unidos, llegando a su fin antes de la mitad del siglo XIX.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de industrialización (https://definicion.de/industrializacion/)

Buscar otra definición