Definición de inembargable

El adjetivo inembargable se emplea para calificar a aquello que no puede ser embargado. El verbo embargar, por su parte, alude a la retención judicial de un bien que queda sujeto al fallo de un juicio o al desarrollo de un procedimiento.

Inembargable

Un embargo supone la suspensión del derecho de disposición de un bien. Lo embargado se reserva para la extinción de una obligación que ya se declaró (embargo ejecutivo) o que se prevé que se declarará en una próxima sentencia (embargo preventivo). La finalidad de un embargo es que el bien no salga del patrimonio de la persona y, de este modo, pueda recaer sobre él la ejecución.

Si el bien no puede ser sometido a un embargo, por lo tanto, resulta inembargable. Estos elementos son excluidos de la ejecución ya que se los considera como intereses, valores o derechos constitucionales.

La inembargabilidad depende de cada legislación. Es habitual que se distinga entre bienes relativamente inembargables, bienes absolutamente inembargables y los bienes inembargables del ejecutado.

Los alimentos, por ejemplo, son inembargables. Se considera que son elementos indispensables para la subsistencia del individuo y de quienes dependen de él: por eso la Justicia no puede privarle al sujeto la disponibilidad.

Los salarios, en tanto, son inembargables en parte. Cuando no superan un cierto monto (generalmente el correspondiente al salario mínimo), no se pueden embargar; de lo contrario, se embargan porcentualmente.

Los bienes de las instituciones sin fines de lucro y los bienes de salud son otros objetos que suelen ser considerados inembargables dadas sus características y su relevancia social.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de inembargable (https://definicion.de/inembargable/)

Buscar otra definición