Definición de inervación

Inervación es un concepto que se utiliza en el ámbito de la anatomía para nombrar a la acción desarrollada por el sistema nervioso sobre funciones de los órganos. El verbo inervar, en este marco, se usa respecto a lo que hace un nervio al llegar a alguna estructura corporal.

Inervación

Cuando las fibras motoras envían impulsos a las glándulas o a los músculos y cuando las fibras sensitivas reciben la sensibilidad de los receptores, se produce la inervación. Las fibras nerviosas de los troncos simpáticos y de los nervios vagos, por citar un caso, permiten la inervación del corazón.

La inervación del ojo, por otra parte, es producida por los nervios craneales. Diversos nervios se encargan de recoger la sensibilidad de la cavidad orbitaria y de las funciones de los músculos exteriores del ojo.

Cada nervio cutáneo, en tanto, posibilita la inervación de un área específica de la piel. A la región inervada por un único nervio raquídeo con su ganglio espinal se la denomina dermatoma.

A nivel general puede decirse que la inervación está asociada a impulsos eléctricos. Una onda de descarga eléctrica atraviesa la membrana celular y modifica su potencial (la distribución de carga eléctrica). La inervación implica la transmisión de un impulso, por ejemplo desde una célula nerviosa a un músculo.

Es importante no confundir la inervación con la irrigación. Mientras que la primera se vincula a la transmisión de impulsos nerviosos, la irrigación alude a la introducción de un fluido (como la sangre). Un órgano, de este modo, es inervado por ciertos nervios e irrigado por determinados vasos sanguíneos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de inervación (https://definicion.de/inervacion/)

Buscar otra definición