Definición de sistema nervioso

Un sistema es un módulo ordenado de elementos que interactúan entre sí y que están interrelacionados. La noción se usa para nombrar al conjunto de objetos concretos (materiales) y al conjunto de conceptos abstractos (simbólicos) dotados de organización.

Sistema nervioso

Nervioso, por otra parte, es lo perteneciente o relativo a los nervios (el conjunto de fibras que conducen impulsos a través de diversas partes del cuerpo).

Estas definiciones nos permiten referirnos al sistema nervioso, que es la red de tejidos que se encarga de captar y procesar señales para que el organismo desarrolle una interacción eficaz con el medio ambiente.

El sistema nervioso cumple con tres grandes funciones. La función sensitiva está dada por la capacidad de sentir los estímulos (internos y externos), mientras que la función integradora se encarga de analizar dichos estímulos, almacenar información e impulsar una decisión al respecto. La función motora, por último, es la respuesta a los estímulos a través de un movimiento muscular, una secreción de una glándula, etc.

No obstante, como no podía ser de otra manera, en el funcionamiento correcto del sistema nervioso ejerce un papel primordial el cerebro. Y es que este es el encargado de procesar la información que recibe en lo que sería la corteza cerebral y, a partir de ahí, cotejarla y posteriormente transformarla en material real.

Las neuronas constituyen la única básica del sistema nervioso. Se trata de células especializadas que coordinan las acciones mediante señales químicas y eléctricas que envía a las diversas regiones del organismo.

Es posible dividir al sistema nervioso en sistema nervioso central (SNC) y sistema nervioso periférico (SNP). El SNC, formado por el encéfalo y la médula espinal, integra la información sensitiva, genera los pensamientos y almacena la memoria.

El encéfalo tendríamos que decir que es la masa que se contiene dentro del cerebro y que se encuentra envuelta por las meninges. Se trata de tres membranas que, a su vez, están compuestas por la piamadre, la duramadre y la aracnoides.

Asimismo no hay que pasar por alto que el encéfalo se halla dividido en tres elementos claramente diferenciados: el cerebelo, el cerebro y el bulbo raquídeo. No obstante, aunque estas son las principales y más voluminosas, también forman parte de aquel el mesencéfalo o el hipotálamo.

El SNP, por su parte, se compone de los nervios craneales (nacidos en el encéfalo) y de los nervios raquídeos (que nacen en la médula espinal) y traslada los impulsos.

Además de todo lo expuesto tendríamos que destacar que existen una serie de enfermedades que tienen la particularidad de que afectan notable o exclusivamente a lo que es el sistema nervioso. En concreto, tendríamos que decir que estas son las más comunes o significativas:
• Esclerosis múltiple, que es una patología de tipo degenerativo que causa graves daños en lo que es el sistema nervioso central. Puede provocar desde invalidez hasta cierto grado de movilidad reducida.
• Parkinson. A las neuronas es a las que perjudica directamente esta enfermedad, concretamente a las que se encargan del control de los movimientos musculares.
• Alzheimer. Se trata de una patología degenerativa que provoca daños en las neuronas y que se traducen en pérdidas de memoria notables.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de sistema nervioso (https://definicion.de/sistema-nervioso/)