Definición de inestabilidad

El concepto de inestabilidad hace referencia a la ausencia de estabilidad: la condición de estable. El adjetivo estable, a su vez, alude a lo que no cambia, se mantiene en un sitio durante un periodo prolongado o conserva el equilibrio.

Inestabilidad

La idea de inestabilidad aparece en múltiples contextos. En el terreno de la meteorología, la noción se vincula a los movimientos verticales de convección en una masa de aire, un fenómeno que se acentúa si en el aire hay mucha humedad.

Cuando la atmósfera se encuentra inestable, la temperatura del aire que asciende disminuye de manera más lenta que la temperatura del aire que permanece inmóvil en los alrededores. Esto hace que el aire suba con gran facilidad, generando regiones de baja presión en la superficie donde converge el aire circundante.

La inestabilidad atmosférica, en definitiva, se asocia a la diferencia de temperatura que se registra entre la masa de aire ascendente y el entorno. No tiene que ver, por lo tanto, con el viento y las precipitaciones.

En el lenguaje coloquial y en los medios de comunicación, sin embargo, suele aludirse a la inestabilidad cuando llueve o la jornada está ventosa. Si se pronostican lluvias para los próximos tres días, el conductor de un noticiero puede afirmar que “seguirá la inestabilidad”, por citar un caso.

La inestabilidad emocional, en tanto, se vincula a la impulsividad y a los pensamientos dicotómicos y polarizados. La persona que padece este trastorno evidencia un estado de ánimo muy variable en el corto plazo sin que existan causas razonables. Quien es inestable emocionalmente tiene baja autoestima, no tolera la frustración y exagera sus reacciones.

El tema de la inestabilidad emocional es mucho más complejo y amplio de lo que parece a simple vista. Las personas que jamás hayan sufrido este trastorno lo ven muchas veces como un capricho, como un rasgo negativo de la personalidad. Sin embargo, se trata de una auténtica pesadilla para quien lo padece, ya que está sellado en su esencia y es la única forma en la que sabe vivir.

Una de las peores características de la inestabilidad emocional es la falta de confianza en uno mismo. Si bien el sujeto puede y suele disimularla, es este hueco, este vacío el que lo lleva indefectiblemente a perder el equilibrio una y otra vez, sin importar qué camino tome.

InestabilidadA diferencia de lo que puedan creer los terceros, la inestabilidad emocional acompaña al paciente todo el día y toda la noche, tanto cuando está acompañado como cuando está solo. Lo atormenta antes y después de cada decisión y lo lleva a consumir una gran cantidad de energía al día, mucho mayor a la normal.

No olvidemos que cada vez que una persona con inestabilidad emocional cancela un compromiso a último momento existen dos grupos: el de quienes reciben esta noticia y se enfadan por la falta de antelación; el de quien se queda solo y frustrado en su casa, arrepentido de haberles fallado a los demás y avergonzado por haber mostrado una actitud aparentemente infantil y caprichosa.

La inestabilidad es muy desgastante. Es como subir y bajar las escaleras de un edificio muy alto, una y otra vez haciendo uso de todas nuestras fuerzas y en el menor tiempo posible. Cuando esto tiene lugar a primera hora del día, justo antes de comenzar a estudiar o trabajar, sobra decir que la predisposición del sujeto será menor que la de su entorno, simplemente porque no tendrá el mismo grado de energía para afrontar sus obligaciones.

Es importante señalar que la inestabilidad emocional puede aparecer como síntoma de ciertos problemas más amplios, como ser la bipolaridad y el trastorno limite de la personalidad.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de inestabilidad (https://definicion.de/inestabilidad/)

Buscar otra definición