Definición de obligación

Para poder establecer el significado del término obligación, se hace necesario en un primer término que procedamos a determinar su origen etimológico. Al hacerlo descubrimos que es una palabra que emana del latín, ya que se encuentra conformada por tres componentes de dicha lengua:
• El prefijo “ob-“, que es equivalente a “enfrentamiento”.
• El verbo “ligare”, que puede traducirse como “atar”.
• El sufijo “-ción”, que se utiliza para dejar patente una acción y su efecto.

Obligación

Obligación es aquello que una persona está forzada (obligada) a hacer. Puede tratarse de una imposición legal o de una exigencia moral. Por ejemplo: “Pagar los impuestos es una obligación de todos los ciudadanos”, “Si quieres seguir trabajando para nosotros, tienes la obligación de llegar puntual todas las mañanas”, “Ayudar a los más necesitados es una obligación de todos los que tenemos la suerte de tener trabajo”.

Una obligación, por lo tanto, puede ser un vínculo que lleva a hacer o a abstenerse de hacer algo, fijado por la ley o por una normativa. En varios países, votar en las elecciones es una obligación de todos los ciudadanos que cumplen con ciertos requisitos (tener más de 18 años, contar con un documento de identidad, etc.). Si la persona figura en el padrón electoral y decide no acudir a votar, habrá cometido una falta por no cumplir con su obligación cívica.

Dentro del ámbito del Derecho, existe lo que se conoce por el nombre de obligación jurídica. Este es un término que se emplea para referirse a la relación o vínculo jurídico que se establece entre dos personas, una acreedora y una deudora. Al estar unidas se hace vital que esta última tenga que llevar a cabo el cumplimiento de una prestación a la primera.

En concreto, partiendo de ese concepto, tendríamos que establecer que en ese caso, la obligación puede ser de diverso tipo:
• De pluralidad de sujetos: conjuntas o solidarias.
• Según el objeto se puede hablar de dos grandes grupos: las de dar, hacer o no hacer y, por otro lado, las positivas y negativas.
• En base a las modalidades, tendríamos que decir que la obligación jurídica puede ser sujeta a ellas (a término o a condición) o pura y simple.

En este sentido, también es importante saber que la citada obligación se puede transmitir o ceder. En los casos que así se haga efectiva hay que tener en cuenta que lo único que cambia es la persona y no la obligación en sí, que sigue siendo la misma.

La obligación también puede estar atada a un precepto religioso. En este caso, no es la ley la que impone el castigo por la falta, sino Dios o la institución religiosa. Los judíos están obligados a no comer carne de cerdo, mientras que los cristianos tienen la obligación de no mantener relaciones sexuales antes del casamiento.

Es posible que la obligación surja de la propia conciencia o moral del individuo. Si un hombre se entera que un amigo está en problemas, puede sentir que tiene la obligación de ayudarlo y dejará aquello que está haciendo para asistirlo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de obligación (https://definicion.de/obligacion/)
Top