Definición de lisonjero

El adjetivo lisonjero se utiliza para calificar a aquel o aquello que lisonjea. El verbo lisonjear, a su vez, alude a halagar, loar o condescender.

Lisonjero

Por ejemplo: “Fue tan lisonjero que, en lugar de conquistarme, me fastidió”, “El periodista publicó un artículo lisonjero del delincuente que causó indignación en mucha gente”, “Lisonjero con la audiencia, el cantante afirmó sobre el escenario que se trataba del mejor público del mundo”.

De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), una lisonja –término que deriva del vocablo occitano lauzenja– es un cumplido afectado que se pronuncia para lograr el favor, la voluntad o la simpatía de un individuo. Quien es lisonjero, por lo tanto, busca congraciarse con alguien mediante alabanzas.

Muchas veces el lisonjero incurre en la adulación. Supongamos que un empleado se la pasa elogiando desmedidamente a su jefe con expresiones del tipo “¡Usted siempre tiene buenas ideas!”, “La empresa no podría tener un mejor líder que usted” y “Es un gusto trabajar bajo sus órdenes”. Para el resto de los trabajadores, este sujeto es un lisonjero que sólo pretende quedar bien con su superior jerárquico para obtener beneficios personales.

Esto hace que el adjetivo suela emplearse de manera despectiva o hasta agresiva. Al calificar a una mujer o a un hombre como lisonjero, se pretende marcar que su intención es cautivar o encantar a aquel que puede favorecerlo con algo, sin importar si lo expresado es cierto o si está en coincidencia con lo pensado. Retomando el ejemplo anterior, el empleado puede creer que su jefe es un inepto pero, por el contrario, le manifiesta que admira su capacidad.

Es importante señalar que en el diccionario de la RAE encontramos una segunda acepción que no habla de halagos exagerados, sino sencillamente de algo que deleite o agrade a los sentidos. Por ejemplo, podemos hablar de una «melodía lisonjera» o de una «brisa lisonjera».

Dicho todo esto, podemos tener una idea bastante clara del significado y las connotaciones de la palabra lisonjero. Es necesario aclarar que, a pesar de no tratarse de un concepto demasiado complejo o difícil de entender, no se usa con frecuencia en el habla cotidiana.

LisonjeroPor esta razón, veremos a continuación algunos de los sinónimos más comunes, que pueden servirnos para reemplazarla en diferentes contextos. En primer lugar, veremos los que hacen referencia a la acepción de «persona que lisonjea»: halagador, adulador, zalamero, elogioso y cobista. Por otro lado, tenemos los sinónimos de «algo que deleita»: satisfactorio, agradable y grato.

Esta diferencia que podemos apreciar entre ambas acepciones es realmente curiosa: la misma palabra que sirve para describir una acción empalagosa, a veces con doble intención, poco espontánea, también nos permite adjetivar una situación agradable y placentera como el sonido de una bella melodía o la brisa de la tarde frente al mar. Podemos decir que la razón es la diferencia entre los tipos de sustantivos, ya que en el primer caso siempre es un ser humano, mientras que en el segundo, un objeto o un fenómeno meteorológico, por ejemplo.

Con respecto a su etimología, los estudiosos de la lengua tienen más de una teoría con respecto a su llegada a la forma provenzal lauzenja, antes mencionada. Para muchos, el origen de este vocablo y también del francés losenge se encuentra en uno fráncico, lausinga, que podría traducirse como «trapacería o engaño» y que se recogió en el latín medieval losinga.

Sin embargo, otros se inclinan por un origen latino que parte del término occitano lauze, derivado a su vez de laus, laudis (alabanza) y de su correspondiente verbo laudare (alabar). Una de las complicaciones surge frente al homófono francés losange, que designa un pastel plano, cuyo origen algunos confunden con el de lisonja.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de lisonjero (https://definicion.de/lisonjero/)

Buscar otra definición