Definición de lluvia

En el latín es donde podemos establecer que se encuentra el origen etimológico del término lluvia. En concreto, emana de la palabra “pluvia” que, a su vez, emana del verbo “pluere” que puede traducirse como “llover”.

Lluvia

La lluvia es el acto de llover: la caída de agua desde las nubes. El término también alude a dicha agua en sí misma.

Por ejemplo: “Para mañana se pronostican fuertes lluvias en toda la provincia”, “Estábamos jugando en el parque cuando nos sorprendió la lluvia y tuvimos que regresar a casa”, “Las lluvias provocaron graves inundaciones en la zona norte del país”.

Puede decirse que la lluvia es un fenómeno meteorológico. En la atmósfera siempre hay agua en forma de vapor: cuando ese vapor se condensa, se forman las nubes, que son pequeñas gotas suspendidas en el aire. Por diferentes motivos, esa agua puede precipitarse a la superficie, generando la lluvia.

Si la atmósfera se enfría, por citar un caso, pierde capacidad para transportar el vapor y se producen las precipitaciones. Tanto la temperatura como la presión atmosférica y la humedad inciden en la lluvia, que es medida en milímetros. Cuando el diámetro de las gotas es muy pequeño, se habla de llovizna.

Es importante destacar que la lluvia tiene una gran relevancia para la ecología. El agua que se precipita desde las nubes favorece el crecimiento de las plantas, aumenta el caudal de los ríos y se infiltra en el suelo para terminar en depósitos naturales o formar corrientes subterráneas. Sin embargo, si las lluvias son excesivas pueden causar inundaciones.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de lo que se conoce como lluvia ácida. Esta se produce por una reacción de tipo químico y se forma cuando salen al aire determinados compuestos, como son el dióxido de azufre, el óxido de nitrógeno e incluso el trióxido de azufre. Compuestos esos que son emitidos por vehículos o fábricas de distinta tipología así como centrales térmicas, por ejemplo.

El citado tipo de lluvia puede dar lugar a graves consecuencias negativas para el medio ambiente. Y es que puede provocar la descomposición de la vegetación. Eso sin olvidar tampoco la acidificación de lagos, graves daños a los bosques, daños contundentes a los cultivos e incluso efectos nocivos para la salud del ser humano.

Los defensores a ultranza del entorno natural no dudan en intentar concienciar a la población de los peligros de la lluvia ácida e incluso en tomar medidas para evitarla. Así, por ejemplo, inculcan que la mejor manera de frenarla es reduciendo las emisiones contaminantes.

En el lenguaje coloquial, por otra parte, se le dice lluvia a una cantidad elevada o a la abundancia de algo: “El gobierno prometió una lluvia de inversiones para el próximo año”, “Los policías fueron recibidos por los manifestantes con una lluvia de pedradas”.

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto que “La Lluvia” es también el título de una canción de la cantante española María Villalón. En concreto, es el single que presentó en el año 2009 su primer trabajo discográfico que se daba en llamar “Los tejados donde fuimos más que amigos”.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de lluvia (https://definicion.de/lluvia/)

Buscar otra definición