Definición de lluvia

La lluvia es el acto de llover: la caída de agua desde las nubes. El término, que deriva del vocablo latino pluvia, también alude a dicha agua en sí misma.

Lluvia

Por ejemplo: “Para mañana se pronostican fuertes lluvias en toda la provincia”, “Estábamos jugando en el parque cuando nos sorprendió la lluvia y tuvimos que regresar a casa”, “Las lluvias provocaron graves inundaciones en la zona norte del país”.

Puede decirse que la lluvia es un fenómeno meteorológico. En la atmósfera siempre hay agua en forma de vapor: cuando ese vapor se condensa, se forman las nubes, que son pequeñas gotas suspendidas en el aire. Por diferentes motivos, esa agua puede precipitarse a la superficie, generando la lluvia.

Si la atmósfera se enfría, por citar un caso, pierde capacidad para transportar el vapor y se producen las precipitaciones. Tanto la temperatura como la presión atmosférica y la humedad inciden en la lluvia, que es medida en milímetros. Cuando el diámetro de las gotas es muy pequeño, se habla de llovizna.

Es importante destacar que la lluvia tiene una gran relevancia para la ecología. El agua que se precipita desde las nubes favorece el crecimiento de las plantas, aumenta el caudal de los ríos y se infiltra en el suelo para terminar en depósitos naturales o formar corrientes subterráneas. Sin embargo, si las lluvias son excesivas pueden causar inundaciones.

En el lenguaje coloquial, por otra parte, se le dice lluvia a una cantidad elevada o a la abundancia de algo: “El gobierno prometió una lluvia de inversiones para el próximo año”, “Los policías fueron recibidos por los manifestantes con una lluvia de pedradas”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de lluvia (https://definicion.de/lluvia/)

Buscar otra definición