Definición de madrina

El término madrina procede del vocablo latino matrīna, a su vez derivado de mater (que puede traducirse como “madre”). Así se llama a la mujer que brinda asistencia en ciertos contextos y adquiere, a partir de su rol, determinados compromisos.

Madrina

En el ámbito del cristianismo, la madrina es la mujer que acompaña a quien recibe un sacramento. La madrina de bautismo, en este marco, interviene en el sacramento y se encarga, junto al padrino, de escoltar a los padres en la iniciación religiosa del bautizado.

Esta madrina, a su vez, debe velar por el cumplimiento de los preceptos cristianos por parte de su ahijado (la persona a la cual acompañó en el bautismo). Más allá de lo estrictamente religioso, se entiende que la madrina tiene la obligación moral de cuidar y proteger a este individuo, sobre todo ante la ausencia de sus padres.

En el sacramento de la confirmación, la madrina también se encarga del acompañamiento. Sin embargo, en este caso, el rol es más bien testimonial.

Una madrina, por otra parte, es alguien que brinda cooperación o amparo para que un sujeto o una organización prosperen. La madrina realiza diferentes clases de aportes, ya sean materiales o simbólicos, con el objetivo de ayudar al cumplimiento de metas.

La madrina de un hogar de huérfanos, por ejemplo, se encarga de recolectar donaciones y de buscar recursos para que la institución pueda funcionar y satisfacer las necesidades de los niños. Además dedica tiempo a jugar con los pequeños y a brindarles afecto para que puedan disfrutar una infancia feliz.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de madrina (https://definicion.de/madrina/)

Buscar otra definición