Definición de magnánimo

MagnánimoEl adjetivo magnánimo, que tiene su origen etimológico en el vocablo latino magnanĭmus, permite calificar a quien posee o evidencia magnanimidad. Se denomina magnanimidad, en tanto, a la bondad o benevolencia.

Un individuo magnánimo, de este modo, es altruista, generoso y/o misericordioso. A aquello que caracteriza a un sujeto con estas cualidades también se lo denomina magnánimo.

Por ejemplo: “Todos en el pueblo recuerdan a mi abuelo como un hombre magnánimo que siempre estaba dispuesto a ayudar al prójimo”, “El director de la escuela se mostró magnánimo, aceptó las disculpas de los estudiantes y evitó sancionarlos”, “En un acto magnánimo, un reconocido empresario decidió donar su fortuna para contribuir a la reconstrucción de la ciudad que quedó destruida por el sismo”.

Se puede decir que la magnanimidad está asociada a un espíritu elevado. Se trata de una virtud que permite disponer el ánimo con fines positivos o para concretar acciones valiosas desde una perspectiva moral.

Magnánimo, por otra parte, es un epíteto que emplearon varios nobles, príncipes y reyes a lo largo de la historia. Alfonso V de Aragón (1396-1458), rey de Aragón y otras regiones, era conocido como el Magnánimo, por citar un caso.

Sus padres fueron Fernando de Antequera (quien fue regente de Castilla y más adelante rey de Aragón, cuando pasó a ser llamado Fernando I) y de la condesa Leonor de Alburquerque. Por esta razón, formaba parte de la Casa de Aragón y del linaje Trastámara, ya que su abuela era Leonor de Aragón y su abuelo, Juan I de Castilla. Heredó el trono en 1412, y se casó con la infanta María, una de sus primas, en 1415. Al año siguiente sucedió a su padre en la corona, quedando al frente de varios reinos, incluyendo Aragón.

Durante el Renacimiento, se apodó el Magnánimo al príncipe Felipe I de Hesse (1504-1567), uno de los más relevantes de dicho movimiento cultural de la Europa Occidental. Sus padres fueron Guillermo II y Ana de Mecklemburgo-Schwerin. Entre los hechos más destacados de su vida se puede mencionar su conversión al luteranismo y la creación de la Liga de Esmalcalda.

MagnánimoEl último emperador brasileño, por otro lado, fue Pedro II de Brasil (1825-1891), llamado el Magnánimo. Reinó a lo largo de casi seis décadas y comenzó cuando tan sólo tenía cinco años de edad. Sus padres fueron Pedro I y María Leopoldina. Formaba parte de la Casa de Berganza. Su tan temprana ascensión al trono se debió a que su padre abdicó y se fue a Europa.

El uso de este epíteto es usual en diferentes culturas. En este sentido, cabe resaltar que es habitual que el título de Mahatma sea traducido como Magnánimo. Puede hablarse, en este marco, de Mohandas Karamchand Gandhi, popularmente llamado Mahatma Gandhi.

Como nombre propio, el Magnánimo fue un buque de guerra perteneciente a la Real Armada Española, cuya construcción tuvo lugar en los Reales Asteilleros de Esteiro, en la ciudad de Ferrol, de la mano de Rooth, un fabricante oriundo de Gran Bretaña. Fue ordenado en el año 1752, así como sus once gemelos, con los cuales conformaba la serie del Apostolado o los 12 Apóstoles. En 1754 entró en servicio con un número de cañones que ascendía a sesenta y ocho, aunque más tarde alcanzó los setenta y cuatro.

A lo largo de los primeros años de servicio, el Magnánimo se mantuvo en la escuadra de Ferrol, departamento en el cual su casco debió ser reparado en 1758. Unos tres años más tarde, comenzó a formar parte del Arsenal de la Carraca, en la provincia de Cádiz, donde también debieron repararlo porque sus maderas habían comenzado a pudrirse. Allí lo dejaron hasta que a mediados de 1762 lo llevaron de vuelta a Ferrol.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2020. Actualizado: 2021.
Definicion.de: Definición de magnánimo (https://definicion.de/magnanimo/)

Buscar otra definición