Definición de manómetro

Para poder descubrir el significado del término manómetro que ahora nos ocupa es necesario, en primer lugar, conocer su origen etimológico. En este caso podemos establecer que es un neologismo conformado por dos palabras griegas:
-La palabra “manos”, que puede traducirse como “poco denso” o “ligero”.
-El sustantivo “metron”, que es sinónimo de “medida”.

Manómetro

De la misma manera, no podemos pasar por alto que dicho neologismo fue creado por Pierre Varignon (1654 – 1722). Este fue un inventor y matemático de origen francés que realizó varias revelaciones dentro de ese citado sector científico que aún hoy siguen utilizándose.

Un manómetro es un dispositivo que se utiliza para medir la presión: es decir, la magnitud física que refleja la fuerza que ejerce un cuerpo sobre una unidad de superficie. Con estos instrumentos es posible comprobar la presión de un gas o de un líquido.

Muchos manómetros suelen encargarse de registrar la presión manométrica, que es la diferencia existente entre la presión real y la presión atmosférica. Para esto toman la presión atmosférica a modo de referencia y luego determinan la diferencia que hay con la presión real del fluido. Cabe destacar que la presión atmosférica es la presión realizada por la atmósfera sobre los cuerpos que están inmersos en ella: a nivel del mar, su valor normal es de 1013 mbar o 760 mm Hg.

Existen dos grandes tipos de manómetros. Los manómetros analógicos exhiben la presión medida mediante una aguja, mientras que los manómetros digitales disponen de una pantalla LCD donde presentan el resultado.

No obstante, no hay que olvidar que hay otras clasificaciones de manómetros. Así, por ejemplo, también se los agrupa en los siguientes:
-Manómetros de uso general. Estos podemos establecer que son los que se usan en calderas de vapor, compresores o bombas, por ejemplo.
-Manómetros comerciales, que hay que indicar que son los que se emplean habitualmente en maquinaria industrial, en depósitos que se encuentra presurizados, en compresores portátiles o en sistemas hidráulicos de distinta tipología.
-Manómetros industriales son, por su parte, aquellos que se usan, como su propio nombre indica, en industrias químicas, petroquímicas, alimentarias, energéticas…Se suelen fabricar con acero inoxidable y se colocan en dispositivos que cuentan con muchas pulsaciones e incluso con vibraciones de diversa índole.
-Manómetros diferenciales son los que también se emplean dentro del ámbito industrial para venir a mostrar la diferencia que existe entre dos conexiones de entrada.

Los manómetros se utilizan, por ejemplo, para medir la presión de los neumáticos de los vehículos. Controlar esta presión es muy importante: los neumáticos deben contar con la presión sugerida por el fabricante para garantizar su adherencia al pavimento, evitar un desgaste excesivo y no fomentar un consumo excesivo de combustible. Dado que los neumáticos pierden presión poco a poco pero de manera constante, es imprescindible apelar a un manómetro para realizar el chequeo de manera periódica.

Para medir la tensión arterial, en tanto, se emplea un tensiómetro o esfigmomanómetro. Se trata de un elemento que cuenta con un manómetro, un estetoscopio y un brazalete inflable y que se emplea para registrar la presión diastólica y la presión sistólica.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de manómetro (https://definicion.de/manometro/)

Buscar otra definición