Definición de megalómano

Se menciona como megalómano a aquel que sufre de megalomanía. El término megalomanía, a su vez, alude a la manía vinculada a la grandeza.

Megalómano

Una manía es una preocupación exagerada y caprichosa por un cierto tema. Para la psiquiatría, se trata de un cuadro clínico que surge a partir de una exacerbación de la consciencia de sí mismo.

La megalomanía, en este marco, es una condición dada por el delirio de poder. El megalómano tiene una autoestima excesiva y se siente omnipotente.

Suele considerarse que el megalómano es narcisista. Estos sujetos se creen superiores al resto de la sociedad y por eso piensan que están destinados a guiar o liderar a la gente.

Este trastorno de la personalidad se caracteriza por la grandiosidad. El individuo piensa que es muy importante y demanda atención y aplausos de manera constante. A su vez es alguien que carece de empatía, ya que se ubica en un plano diferente a los demás.

El megalómano resulta egocéntrico y arrogante y se admira a sí mismo. Socialmente tiende a confrontar debido a que supone que no es valorado o admirado lo suficiente.

A través de este comportamiento, afirman los expertos, el megalómano cubre sus sentimientos negativos y su inseguridad. Por eso también su agresividad constante a modo de mecanismo defensivo.

La megalomanía es frecuente en quienes ocupan un cargo dirigencial. Estas personas muchas veces desarrollan una percepción equivocada de su relevancia y del alcance de sus obras, que enaltecen de forma exagerada. Así el megalómano no se siente lo suficientemente reconocido.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de megalómano (https://definicion.de/megalomano/)

Buscar otra definición