Definición de milonga

Es interesante conocer en primer lugar el origen etimológico del término milonga que ahora nos ocupa. En concreto, podemos establecer que se trata de una palabra que deriva de una lengua bantú que existe en Angola que responde al nombre de kimbundu. Procede directamente de “mi-longa”, que puede traducirse como “decir cosas” o “palabreo” y que dio lugar también con el tiempo a que se identificara con “engaños”.

Milonga

La noción de milonga tiene varios usos. Así, no podemos pasar por alto que el diccionario de la RAE establece entre los significados de ese vocablo uno coloquial. En concreto, se refiere a un engaño o a un cuento. En este caso, otras palabras que pueden ejercer como sinónimo de milonga son mentira, embuste, patraña, trola, paparrucha, bola o incluso jácara.

Según otra acepción mencionada por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario, el término alude a una obra del folclore argentino que, ejecutada con guitarra, se caracteriza por el componente nostálgico y su ritmo apagado.

La milonga también es una composición en compás de dos por cuatro que sobresale por su ritmo vivo. En este caso, la milonga está vinculada al tango.

A la copla y al canto que acompañan a esta clase de creaciones musicales, de igual forma, se las conoce como milonga, así como a un baile en el cual una pareja se mueve al unísono.

Actualmente el uso más habitual del concepto de milonga refiere al evento o al salón donde se baila milonga y, sobre todo, tango. “Ir a la milonga”, en este marco, implica dirigirse a un lugar donde es posible bailar estos géneros.

Existen varias reglas convencionales que suelen respetarse en las milongas, sobre todo cuando se pretende honrar lo tradicional. En una milonga clásica, las mujeres y los hombres se ubican alrededor de la pista de baile, pero no en el centro; cuando empieza una tanda musical, los hombres invitan a bailar a las mujeres.

Para concretar esa invitación, es habitual el “cabeceo”: un movimiento con la cabeza que realiza el varón para expresarle a la dama que desea bailar con ella. Si la propuesta es aceptada, la pareja se reúne en el centro de la pista de la milonga y baila hasta la finalización de la tanda.

También existe la llamada milonga flamenca, que tiene su origen en los colonos, artistas y demás personas de España que volvieron al país desde las colonias allá por el siglo XIX. Se considera que la primera milonga de ese tipo fue una que popularizó a finales de dicho siglo Pepa Oro.

No obstante, otro significado que tiene el término milonga es el de riña o discusión. Un ejemplo de este uso sería la siguiente frase: “El fútbol motivó una milonga entre los clientes del bar”.

Asimismo, hay que saber que en algunos países milonga se utiliza también para referirse a la cocaína. Eso sin pasar por alto que en República Dominicana ese término se emplea para hacer mención de manera coloquial a uno de los billetes oficiales, concretamente al de RD$1.000.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de milonga (https://definicion.de/milonga/)

Buscar otra definición