Definición de modismo

Un modismo es una expresión fija cuyo significado no puede deducirse de las palabras que la componen. Se trata de una costumbre lingüística que permite condensar una idea en pocas palabras y transmitir dicho concepto a todos aquellos que comparten una misma lengua.

Modismo

En ocasiones se confunden a los modismos con los refranes, aunque éstos tienen una intención pedagógica o aleccionadora y, además, suelen expresarse en rima.

Veamos algunos ejemplos de modismos en la lengua española para comprender cómo funcionan estas costumbres idiomáticas. La expresión “irse por las ramas” se utiliza para hacer referencia a quien no aborda un tema de manera directa, sino que intenta acercarse a la situación de forma sutil y dando ciertos rodeos, ya se voluntariamente o sin darse cuenta: “La policía le dijo al sospechoso que no se fuera por las ramas y que explicara con claridad qué estaba haciendo allí”.

Otros muchos ejemplos de modismos habituales que se usan en el castellano de manera frecuente son los siguientes:
• Ahogarse en un vaso de agua. Se utiliza para referirse a que una persona se agobia muy fácilmente y ante cualquier pequeño giro inesperado no sabe cómo solucionarlo y cómo actuar.
• Bailar con la más fea. En este caso, dicho modismo se usa para dejar constancia de que a alguien le ha tocado la peor parte en un trabajo, en una relación…
• Hacer castillos en el aire. Se emplea esta expresión para mostrar que alguien es muy fantasioso y que no está apegado a la realidad.
• Desvestir un santo para vestir a otro. Este otro modismo es habitual que se emplee para decir constancia de que para solucionar un problema se ha generado otro.
• Tirar la toalla, se usa para decir que alguien se rinde ante una situación determinada.

La idea de sorprender a alguien “con las manos en la masa”, por otra parte, refiere al hecho de observar a una persona en el momento en que está haciendo algo ilegal o incorrecto: “La madre atrapó al niño con las manos en la masa: justo lo observó cuando se subía a una silla para agarrar los caramelos”.

“Estar en la luna” es el modismo que se utiliza para hacer mención a alguien que está distraído o que no pone atención a aquello que está haciendo: “¡Hoy estás en la luna! Te pedí que compres un kilo de carne de cerdo y trajiste medio kilo de pollo”.

De la misma manera, tampoco podemos pasar por alto el hecho de que modismo, en otras muchas ocasiones, se utiliza como sinónimo de idiotismo. En este caso, por tanto, lo que viene a dejar patente es una expresión que no cumple con las reglas gramaticales que existen en una lengua concreta.

Un claro ejemplo de ese idiotismo o de modismo es el giro “a ojos vistas”. Este rompe claramente con las normas de la gramática del castellano ya que usa palabras, como podemos ver, que no tienen correspondencia en cuanto a género: ojos es un vocablo masculino y vistas es femenino.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de modismo (https://definicion.de/modismo/)