Definición de nexo condicional

Antes de entrar de lleno en el significado del término nexo condicional, vamos a descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Nexo, en primer lugar, emana del latín. En concreto, procede de “nexum” o “nexus”, que puede traducirse como “ligazón” o “atadura”. Una palabra esa que, a su vez, deriva del verbo “nectere”, que es sinónimo de “anudar”.
-Condicional, en segundo lugar, también procede del latín. En su caso, significa “relativo a las restricciones o delimitaciones” y es el resultado de la suma de los siguientes componentes léxicos: el prefijo “con-”, que significa “todo” o “junto”; el verbo “dicere”, que es equivalente a “indicar”; el sufijo “-tio”, que se usa para indicar “acción y efecto”, y el sufijo “-al”, que es sinónimo de “relativo a”.

Nexo condicional

En el campo de la gramática, el término nexo se utiliza para nombrar al elemento que relaciona oraciones, sintagmas y/o palabras mediante una función sintáctica. El nexo adversativo, el nexo consecutivo, el nexo explicativo, el nexo subordinante y el nexo temporal son algunos de ellos.

En esta oportunidad vamos a centrarnos en el nexo condicional, que vincula enunciados en los cuales se expresa una condición. Hay un fragmento principal y otro subordinado, enlazados a través de un nexo condicional (también llamado nexo de condición o conjunción condicional).

Por ejemplo: “Llegaré tarde al trabajo como no suba al próximo tren”. Como se puede advertir, la oración incluye dos partes: “Llegaré tarde al trabajo” y “no suba al próximo tren”. Ambas aparecen unidas por el nexo condicional “como”. El individuo en cuestión manifiesta que no arribará a tiempo a su empleo si no aborda la siguiente formación ferroviaria en llegar a la estación.

“Puedes volver a hacer deporte pero si experimentas algún dolor deberás interrumpir la actividad” es otra oración que presenta un nexo condicional. En este caso se trata de la locución “pero si”, que enlaza los enunciados “Puedes volver a hacer deporte” y “experimentas algún dolor deberás interrumpir la actividad”. La condición para la práctica deportiva es no registrar dolores; si el dolor aparece, la acción tiene que interrumpirse.

Además de los nexos condicionales citados, hay otros igualmente importantes y que se usan con mucha frecuencia. Nos estamos refiriendo a “si”, “por si”, “salvo”, “excepto”, “en caso de que”, “a condición de que”, “siempre y cuando” o “siempre que”.
Ejemplos de oraciones con esos nexos condicionales son las siguientes:
-“Iré contigo a dar un paseo, si me cuentas el motivo de tu tristeza”.
-“Salvo que Manuel le pida perdón por lo sucedido, Marta no va a volver con él”.
-“Él no firmará el contrato, excepto si llega a un buen acuerdo previo”.

“A no ser que”, “con tal que” y “a menos que” son otros nexos condicionales: “Iremos a la playa a no ser que llueva”, “Le serviría café todas las mañanas con tal que me dé el ascenso”, “Me quedaré en casa a menos que algún amigo me llame para salir”.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de nexo condicional (https://definicion.de/nexo-condicional/)

Buscar otra definición