Definición de nexo temporal

Para poder desentrañar el significado del término nexo temporal es necesario, en primer lugar, descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Nexo emana del latín, concretamente de “nexum” o “nexus”, que puede traducirse como “atadura” o “ligazón”.
-Temporal, por otro lado, viene del latín “temporalis”, que es el resultado de la suma de estos dos componentes léxicos: el sustantivo “tempus”, que es sinónimo de “tiempo” o “periodo”, y el sufijo “-alis”, que se usa para indicar “relativo a”.

Nexo temporal

Un nexo es algo que une o que establece un vínculo. En el terreno de la gramática, refiere al término que crea un vínculo entre oraciones, sintagmas o palabras. Temporal, por otra parte, es aquello vinculado al tiempo.

Los nexos temporales, en este marco, enlazan proposiciones o ideas a través de una referencia de tiempo. Esta clase de nexo da lugar a la respuesta sobre el “cuándo” de la acción.

“Cuando”, de hecho, es el nexo temporal más usado. Veamos un ejemplo: “Se despertó cuando anochecía”. Como se puede advertir, la expresión consta de dos partes (“Se despertó” y “anochecía”), unidas por el nexo “cuando”.

De este modo, la segunda parte de la oración ofrece información temporal acerca de la acción mencionada en el primer tramo. La persona en cuestión “se despertó” recién “cuando anochecía”.

Lo que hace el nexo temporal es unir una oración principal a una oración secundaria. “Salió del estadio cuando el concierto ya había terminado”, por citar un caso, tiene como proposición principal “Salió del estadio”; el nexo temporal “cuando” la une a “el concierto ya había terminado”.

Otras oraciones que pueden funcionar como ejemplos para entender lo que es el nexo temporal son las siguientes:
-Mientras tú haces la colada, voy a ir lavando los platos.
-Después de tomar una copa, nos fuimos a dar un paseo por la ciudad.
-Siempre que se levanta antes de las ocho, por la tarde se queda en casa sesteando.
-Hasta que Eva no vuelva a casa, su madre no estará tranquila.

Cabe destacar que los nexos temporales pueden ser de anterioridad (refieren a algo que se produjo antes de la acción principal), de simultaneidad (los dos hechos se concretaron en el mismo momento) o de posterioridad (aluden a acontecimientos posteriores de la acción principal).

El nexo temporal de anterioridad suele utilizar adverbios o locuciones tales como “antes de”, “previo a” o “primero”. En el caso del nexo temporal de simultaneidad se usan “mientras” o “al mismo tiempo”, por ejemplo. En el caso del nexo temporal de posterioridad se emplean “después”, “a continuación” o “posteriormente”, por ejemplo.

Así, adverbios y locuciones como “antes de”, “mientras” o “a continuación” se utilizan como nexos temporales: “Antes de entrar al campo del juego se persignó”, “El hombre hablaba por teléfono mientras leía el periódico”, “A continuación de apagar el televisor se levantó de la cama”.

De la misma manera, también pueden funcionar como nexos temporales otras locuciones y adverbios tales como “entonces”, “después de”, “una vez que”, “primero”, “por último”, “siempre que”, “finalmente”, “mientras” o “luego”, entre otros.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de nexo temporal (https://definicion.de/nexo-temporal/)

Buscar otra definición