Definición de niveles tróficos

La noción de trófico, procedente del vocablo griego trophós, se emplea para aludir a aquello vinculado a la nutrición: el acto y el resultado de nutrir, es decir, de ingerir alimentos para incrementar la sustancia del cuerpo.

Niveles tróficos

Los seres vivos, a través de las relaciones que establecen entre sí al nutrirse unos de otros, forman la cadena trófica o cadena alimentaria. Estas cadenas, a su vez, se vinculan en el seno de una comunidad biológica estableciendo una red trófica.

Es importante tener en cuenta que las especies se ubican en un cierto orden en el interior de la cadena alimentaria. De esta manera aparece la idea de niveles tróficos, referida a los conjuntos de organismos que comparten un lugar en la cadena.

Los integrantes de un nivel trófico, por lo tanto, ocupan el mismo turno o posición en el flujo de nutrientes y energía que se establece a través de la nutrición. Los diferentes niveles, por otra parte, se estructuran en una pirámide.

Debajo de la pirámide de niveles tróficos encontramos a los descomponedores o desintegradores. Estos organismos, como hongos, bacterias y protozoos, se alimentan de los restos de otros seres vivos y permiten que el ciclo se reinicie continuamente.

Ya en la base de la pirámide hallamos a los productores primarios. Son especies autótrofas, capaces de producir materia orgánica a partir de la inorgánica, como los vegetales, las algas y ciertas bacterias. Para esto recurren a la quimiosíntesis o la fotosíntesis.

La quimiosíntesis parte de la energía liberada por parte de compuestos inorgánicos reducidos en reacciones y con ella sintetiza adenosín trifosfato (ATP). La fotosíntesis, en cambio, aprovecha la energía solar para convertir en materia orgánica un sustrato inorgánico. En este primer nivel trófico están precisamente los seres vivos que reciben la energía sin necesidad de matar a otros, sino de una forma relativamente pasiva.

Niveles tróficosEl siguiente nivel trófico, avanzando en sentido ascendente, presenta a los consumidores primarios (que ingieren a los productores primarios, recibiendo la energía de ellos). Luego aparecen los consumidores secundarios (obtienen la energía de los consumidores primarios) y más arriba, los consumidores terciarios (que se alimentan de los secundarios) y finalmente los consumidores cuaternarios (que comen a los terciarios).

Como puede apreciarse, el nivel trófico de los consumidores es el más amplio. Estos organismos son heterótrofos, porque producen la materia orgánica a partir de la de otros. Como se menciona en el párrafo anterior, los consumidores también pueden ser consumidos, de manera que «devuelven», por así decirlo, parte de la energía que obtienen a lo largo de su vida para que continúe el ciclo.

Los consumidores primarios son los organismos que se encuentran próximos a los productores primarios, ya que de ellos se alimentan. En este nivel encontramos a los herbívoros, los mutualistas, los comensales y los parásitos. El resto de los consumidores se alimentan de los que tienen en el nivel inferior, aunque no siempre comiéndolos directamente; quienes sí lo hacen se denominan carnívoros o zoófagos.

Para explicar esto podemos recurrir al caso de las ovejas y los lobos. La oveja se encuentra en el nivel primario, ya que se alimenta de vegetales. El lobo, por otra parte, está en el nivel trófico siguiente cuando caza una oveja para alimentarse. Sin embargo, hay otros consumidores secundarios que no tienen una conducta alimentaria comparable con la del lobo. La mosca parásita, por ejemplo, deposita sus larvas en las fosas nasales de la oveja y éstas se alimentan en su interior, pero no matan a la oveja. La polilla perteneciente a la familia tineidos está en el mismo nivel porque se alimenta del pelo de la oveja.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de niveles tróficos (https://definicion.de/niveles-troficos/)

Buscar otra definición