Definición de ojo

El vocablo latino ocŭlus derivó en ojo, el concepto que nombra al órgano que posibilita la visión en los animales y en el ser humano. El término, de todas formas, tiene otros significados.

Ojo

Como órgano, el ojo permite detectar la luminosidad y convertir las variaciones de ésta en un impulso nervioso que es interpretado por el cerebro. Aunque su funcionamiento varía de acuerdo a la especie, lo habitual es que el ojo se encargue de proyectar las imágenes que capta en la retina, un tejido que dispone de células que transforman la luz en los impulsos nerviosos que, finalmente, llegan al cerebro.

Por ejemplo: “Creo que me entró algo en el ojo, porque me pica”, “El delantero golpeó al árbitro en el ojo y fue inmediatamente expulsado”, “Voy a tener que ir al oculista ya que me molestan los ojos”.

El ojo puede sufrir diversas enfermedades. En algunos casos, las mismas se alivian o revierten a través de la utilización de anteojos. En otros, la enfermedad exige una intervención quirúrgica o el suministro de fármacos.

Pero aún hay más. Podemos decir que la lista de acepciones que tiene la palabra ojo parece interminable. Buena muestra de esto son otros significados que posee:
• Cada uno de los huecos o espacios que posee una red o malla.
• Hace referencia a la palabra que se suele colocar en los márgenes, en el encabezado o en el pie de página de un texto. Con ella lo que se pretende es que el lector lleve su mirada y análisis a algo concreto.
• De manera coloquial se emplea para referirse a la especial atención que una persona debe prestarle a otra, a un objeto o a una acción. Así, por ejemplo, se suele decir: “Manuel, échale un ojo al bebé que voy a salir a comprar al supermercado”.

Se conoce como ojo, por otra parte, al espacio abierto o al hueco que permite atravesar algo. Puede hablarse, por lo tanto, del ojo de una aguja para nombrar a la abertura que permite el ingreso del hilo, o del ojo de un huracán para mencionar una región particular que se crea dentro de un ciclón.

Además de todo lo expuesto no podemos olvidar que ojo es una palabra que también se emplea con cierta frecuencia para dar forma a otros términos. Así, por ejemplo, existe ojo clínico. Esta es una expresión que se emplea para referirse a que alguien tiene una enorme capacidad para poder advertir algo en concreto.

Por otro lado, está el conocido ojo de gallo. Este se usa coloquialmente para nombrar al callo de tipo redondo que le suelen aparecer a muchos hombres y mujeres entre los dedos de los pies.

Vulgarmente también está el ojo del culo, que viene a ser el término con el que se hace referencia al ano.

Un ojo de buey, también conocido como óculo, es una ventana circular que se encuentra en una embarcación y que permite el ingreso de luz y/o aire.

En el mundo del cine se ha utilizado con gran frecuencia el término ojo para titular películas. Buena muestra de esto son filmes como “Abre los ojos”, “La niña de tus ojos”, “En el ojo de la tormenta”…

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de ojo (https://definicion.de/ojo/)