Definición de onanismo

Onanismo es una palabra que deriva de Onán, un personaje de la Biblia. Hijo de Judá, Onán sufrió la muerte de su hermano mayor y tuvo que contraer matrimonio con su viuda, una mujer llamada Tamar, de acuerdo a la ley de los judíos. Las normas de la época indicaban que, si Onán tenía un descendiente con Tamar, no sería tomado como su hijo: en cambio, sería atribuido a su hermano. Esto, a su vez, implicaría un desplazamiento de Onán en la sucesión hereditaria de su familia.

Onanismo

Para evitar esta situación, Onán desarrollaba el coitus interruptus con Tamar, evitando eyacular en su interior para que la mujer no quede embarazada. La Biblia cuenta que, ante estas acciones, Dios decidió matar a Onán. Su nombre, por extensión a la práctica, pasó a asociarse a la masturbación ya que, al igual que el coitus interruptus, supone que el semen se desperdicia y no se emplea para procrear.

Onanismo, por lo tanto, es sinónimo de masturbación, la acción de estimular los órganos sexuales para provocar placer, ya sea a uno mismo o a un tercero. El onanismo puede desarrollarse a través de caricias y frotaciones con las manos o mediante la utilización de un juguete sexual.

La concepción del onanismo ha cambiado a lo largo de la historia. Mientras que en la antigüedad era considerado como algo desviado de la moral o hasta como un problema de salud, hoy suele aceptarse al onanismo como una conducta natural.

Así, en la actualidad, diversos estudios llevados a cabo por sexólogos y expertos en la materia han determinado que el 95% de los hombres y el 85% de las mujeres afirman que habitualmente practican la masturbación.

Un dato que los profesionales de dicha área reconocen que es estupendo, pues viene a demostrar que se han superado muchos de los falsos mitos que rodeaban a la mencionada práctica. Y no sólo eso, también coinciden en subrayar que todos esos ciudadanos que la llevan a cabo pueden disfrutar de los beneficios de la misma:
• Ayuda a conocer mejor el propio cuerpo. Esto supone, entre otras cosas, que las relaciones sexuales con otra persona resulten mucho más placenteras, ya que se tendrá claro qué gusta y que no.
• Es una buena forma de liberar estrés y de relajarse.
• En el caso de los hombres, ciertos estudios médicos han dictaminado que masturbarse es una forma de prevenir la aparición del cáncer de próstata.
• Ayuda a mejorar lo que es la potencia sexual y a evitar que se sufra incontinencia.
• Se considera que el onanismo es una práctica que mejora el estado de ánimo. Y es que se liberan tanto dopamina como laoxitocina, que se encargan de “recompensar” lo que son los circuitos de recompensa que tiene el cerebro.
• No menos importante es que también otros de los muchos estudios que se han realizado al respecto coinciden en subrayar que, en numerosos casos, sirve para mejorar y fortalecer lo que es el sistema inmunológico.

Para la religión, de todas formas, aún se considera a la práctica como un pecado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de onanismo (https://definicion.de/onanismo/)
Top