Definición de ordenamiento territorial

Antes de proceder a conocer el significado del término ordenamiento territorial, vamos a proceder a descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Ordenamiento, por un lado, deriva del latín. En concreto, es el resultado de la suma de los siguientes componentes léxicos: el sustantivo “ordo, ordinis”, que puede traducirse como “orden”, y el sufijo “-miento”, que es sinónimo de “instrumento” o “resultado”.
-Territorial, por otro lado, emana de la palabra latina “territorialis”, que significa “relativo a una extensión de tierra que se encuentra dividida de forma política”. Ese término se formó a partir de la unión de tres componentes léxicos: el sustantivo “terra”, que es sinónimo de “tierra”; el sufijo “-torium”, que se usa para indicar procedencia, y el sufijo “-al”, que es equivalente a “relativo a”.

Ordenamiento territorial

Ordenamiento es el acto y el resultado de ordenar: ubicar algo según el modo adecuado o en virtud de un plan. Territorial, en tanto, es aquello vinculado al territorio (un sector de superficie que pertenece a un Estado o a una división administrativa específica).

Se llama ordenamiento territorial a una herramienta o un recurso multidisciplinario que apunta a la gestión apropiada de los espacios geográficos. El ordenamiento territorial tiene como objetivo favorecer el desarrollo sustentable teniendo en cuenta los factores sociales, económicos y ambientales.

A nivel académico, el ordenamiento territorial puede aparecer como una especialización o como una asignatura específica dentro de un plan de estudios. El concepto está vinculado a la geografía, el urbanismo, la ingeniería civil, la arquitectura y otras ciencias y áreas del saber.

También llamado ordenación del territorio o planificación territorial, el ordenamiento territorial abarca prácticas y nociones como el uso del suelo, el planeamiento urbano y el cuidado del medio ambiente. Apunta a lograr un equilibrio para que la ocupación y la explotación del territorio en cuestión sean organizadas y no se produzca un caos que lleve a la degradación del terreno y atente contra la calidad de vida de quienes residen en él.

El ordenamiento territorial, en definitiva, orienta las decisiones vinculadas al aprovechamiento estratégico del territorio para lograr un futuro sostenible. Para esto es imprescindible el compromiso político de quienes administran el Estado. Sin ordenamiento territorial, la superficie terrestre pierde progresivamente sus capacidades y potencialidades y deja de estar en condiciones de satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

Tan importante es el llamado ordenamiento territorial que, por ejemplo, en España no solo hay leyes y normativas que afectan a todo el país sino que también existen otras específicas al respecto en diferentes comunidades autónomas. Este sería el caso, por ejemplo, de Cataluña, País Vasco o incluso Castilla y León.

A la hora de elaborar un plan de ordenamiento territorial hay que establecer que debe llevarse a cabo en seis etapas:
-Fase preparatoria.
-Fase de diagnóstico integral, tanto del territorio como de lo que es el terreno.
-Fase de pronóstico territorial.
-Fase de formulación.
-Fase de implementación.
-Fase de monitoreo, evaluación y actualización del citado plan de ordenamiento territorial. Un plan que también es conocido como POT.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de ordenamiento territorial (https://definicion.de/ordenamiento-territorial/)

Buscar otra definición