Definición de oxigenoterapia

El concepto de oxigenoterapia no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Esta noción se desarrolla con la unión de dos términos: oxígeno y terapia.

Oxigenoterapia

El oxígeno es un elemento químico gaseoso que se encuentra en la atmósfera y en la totalidad de los seres vivos. Es indispensable para la respiración y para el desarrollo de la combustión, por ejemplo. Una terapia, en tanto, es un tratamiento que se lleva a cabo con el objetivo de curar una enfermedad, una afección de otro tipo o un problema psicológico.

Teniendo presentes estas ideas, podemos avanzar con la definición de oxigenoterapia. Así se denomina a la terapia que recurre al uso de oxígeno. Se trata del suministro de esta sustancia en una concentración superior a la que se halla en el aire del ambiente, con la intención de incrementar la concentración de oxígeno presente en la sangre y, de este modo, evitar una lesión causada por hipoxia (carencia de oxígeno en el organismo).

Antes de apelar a la oxigenoterapia, el paciente suele ser sometido a una gasometría arterial o a una pulsioximetría. De este modo se puede conocer la concentración de oxígeno en su sangre. Cuando la persona no logra conservar el nivel adecuado de oxígeno, padece una incapacidad respiratoria.

La oxigenoterapia puede llevarse a cabo con mascarillas o cánulas conectadas a un tubo de oxígeno o en una cámara hiperbárica. El sujeto, de esta forma, recibe el gas con el flujo indicado por el médico o por el enfermero.

Cabe destacar que la oxigenoterapia también se emplea en el terreno de la estética. En este caso, el tratamiento apunta a mejorar el aspecto de la piel ya que el oxígeno hidrata y además incrementa la producción de colágeno.

En este marco podemos hablar de la oxigenoterapia facial, una de las tendencias más modernas en tratamientos de belleza para mejorar el aspecto y el brillo de la piel del rostro. Como suele ocurrir en este ámbito, cuando una estrella de la música o del cine declara públicamente que ha recurrido a un tratamiento nuevo, su popularidad se dispara por los cielos ya que todos quieren probarlo, y esto mismo ocurrió con la oxigenoterapia facial gracias a Cameron Diaz y Madonna.

OxigenoterapiaLos beneficios de la oxigenoterapia facial son varios. En primer lugar, debemos mencionar que la hidratación de la piel del rostro se da a un nivel profundo y es por eso que las mejoras en su textura y tensión duran bastante. Por otro lado, este tratamiento también ayuda a prevenir la descamación de la piel y los enrojecimientos.

El poder antioxidante que brinda la oxigenoterapia facial es también digno de ser mencionado. Los radicales libres se encuentran entre las causas más comunes del envejecimiento prematuro de la piel, y gracias a los antioxidantes podemos combatirlos para reducir su efecto al mínimo y conseguir dos beneficios difíciles de resistir: mejorar el aspecto de las arrugas y prevenir la aparición de nuevas.

Para tratar problemas como la rosácea y el acné, la oxigenoterapia nos beneficia por medio de la estimulación de la circulación de la sangre. Gracias a esta acción, la piel de la cara recibe un mayor número de nutrientes, colágeno y vitaminas, renovándose con más frecuencia. El colágeno es la proteína clave para que la piel se mantenga firme, y por eso este tratamiento resulta tan apropiado para el rostro, la parte del cuerpo que primero exhibe los signos de envejecimiento.

Si bien las arrugas son un elemento natural del crecimiento, existe un problema menos frecuente que la oxigenoterapia facial también puede ayudar a resolver: las manchas en la piel. En este grupo debemos incluir algunas marcas y cicatrices que se pueden beneficiar con la acción regenerativa.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de oxigenoterapia (https://definicion.de/oxigenoterapia/)

Buscar otra definición