Definición de oxigenoterapia

El concepto de oxigenoterapia no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). Esta noción se desarrolla con la unión de dos términos: oxígeno y terapia.

Oxigenoterapia

El oxígeno es un elemento químico gaseoso que se encuentra en la atmósfera y en la totalidad de los seres vivos. Es indispensable para la respiración y para el desarrollo de la combustión, por ejemplo. Una terapia, en tanto, es un tratamiento que se lleva a cabo con el objetivo de curar una enfermedad, una afección de otro tipo o un problema psicológico.

Teniendo presentes estas ideas, podemos avanzar con la definición de oxigenoterapia. Así se denomina a la terapia que recurre al uso de oxígeno. Se trata del suministro de esta sustancia en una concentración superior a la que se halla en el aire del ambiente, con la intención de incrementar la concentración de oxígeno presente en la sangre y, de este modo, evitar una lesión causada por hipoxia (carencia de oxígeno en el organismo).

Antes de apelar a la oxigenoterapia, el paciente suele ser sometido a una gasometría arterial o a una pulsioximetría. De este modo se puede conocer la concentración de oxígeno en su sangre. Cuando la persona no logra conservar el nivel adecuado de oxígeno, padece una incapacidad respiratoria.

La oxigenoterapia puede llevarse a cabo con mascarillas o cánulas conectadas a un tubo de oxígeno o en una cámara hiperbárica. El sujeto, de esta forma, recibe el gas con el flujo indicado por el médico o por el enfermero.

Cabe destacar que la oxigenoterapia también se emplea en el terreno de la estética. En este caso, el tratamiento apunta a mejorar el aspecto de la piel ya que el oxígeno hidrata y además incrementa la producción de colágeno.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de oxigenoterapia (https://definicion.de/oxigenoterapia/)

Buscar otra definición