Definición de política pública

Una política pública es una acción desarrollada por un gobierno con el objetivo de satisfacer una necesidad de la sociedad. A través de una política pública, las autoridades a cargo de la administración del Estado emplean los recursos disponibles para solucionar un problema o para responder a una demanda de la población.

Política pública

Cuando la noción se emplea en plural (políticas públicas), suele aludir al conjunto de los programas de un gobierno. Las políticas públicas, por lo tanto, son diseñadas y ejecutadas por los gobernantes.

Es importante tener en cuenta que, para la implementación de una política pública, primero es necesario definir cuáles son los problemas a resolver. En esta determinación entran en juego las visiones de los gobernantes y los reclamos de la ciudadanía. A partir de este diagnóstico, se analiza la factibilidad de las soluciones y luego las políticas públicas se plasman en las acciones gubernamentales.

Se entiende que las políticas públicas deben beneficiar al conjunto de la comunidad y orientarse sobre todo a los sectores más vulnerables. Sin embargo, en ocasiones los gobiernos ejecutan políticas públicas acordes a sus intereses particulares o incluso para favorecer a sus amigos.

Supongamos que un presidente, al llegar al poder, decide desarrollar políticas públicas tendientes a mejorar el acceso a la educación y a incrementar la calidad de los servicios educativos. Con dicho fin, ordena la construcción de escuelas en zonas humildes, incorpora tecnología en los establecimientos y aumenta el salario de los docentes para incentivarlos en su trabajo. Como se puede advertir, estas políticas públicas buscan optimizar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Política públicaEn poca palabras, podemos decir que la política pública es tan sólo uno de los diversos instrumentos que existen para que el Gobierno se encargue de propiciarle a su pueblo una vida plena, con oportunidades de progreso y cambios que garanticen la protección de sus derechos fundamentales. Una de sus características más evidentes es el trabajo conjunto que se lleva a cabo entre el Gobierno y otros actores para realizar una política pública, tanto en la etapa de planeamiento como en la puesta en marcha.

Es importante señalar que incluso cuando las intenciones de un Gobierno a través de una estrategia de este tipo son genuinamente altruistas, no siempre repercuten en ventajas para todos. Como todo en la vida, el equilibrio nos persigue y provoca ciertas concesiones para sostener cada situación. A grandes rasgos, es casi imposible satisfacer las necesidades de todo un pueblo por medio de una sola política pública: probablemente, para que un gran porcentaje de los ciudadanos se vean beneficiados considerablemente, habrá una minoría que sufra alguna molestia, alguna consecuencia negativa.

En general, las políticas públicas tienen una mejor apariencia cuando se anuncian que cuando finalmente son llevadas a la práctica. Esto ocurre por diferentes errores en la etapa de diseño, por faltas de atención o de previsión que se detectan demasiado tarde. La negociación entre el sector público y el privado es otro rasgo imposible de ignorar en este campo: los intereses económicos son demasiado fuertes como para que el Gobierno pueda implantar sus políticas sin una previa conversación con las empresas.

En una realidad ideal, los resultados de una política pública son fáciles de percibir a través de una serie de mejoras en las condiciones de vida, ya sea a nivel laboral, estudiantil, sanitario, etcétera. Sin embargo, en la mayoría de los casos las exigencias burocráticas dificultan el acceso de muchas personas y pequeñas empresas a los planes de ayuda, de manera que el concepto de política pública pierde parte de su supuesto carácter para beneficiar tan sólo a una porción de la población.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de política pública (https://definicion.de/politica-publica/)

Buscar otra definición