Definición de postigo

La idea de postigo, que proviene del vocablo latino postīcum, se utiliza para aludir a distintos tipos de puertas. Puede ser una puerta falsa, una puerta secundaria o una puerta pequeña que forma parte de otra más grande.

Postigo

Se denomina postigo, en este marco, a una contraventana. En este caso, se trata de una puerta exterior que, a través de un mecanismo corredizo (corredero) o de bisagras, se incorpora a la ventana.

Estos postigos cumplen con una función similar a una persiana. Brindan protección a la ventana, minimizan la suciedad en los vidrios e impiden que pasen los rayos solares.

Los postigos pueden fabricarse con materiales como madera, aluminio o policloruro de vinilo. Algunos tienen una única hoja, mientras que otros disponen de varias hojas que pueden plegarse.

El tablero que se instala en el marco de una ventana o de una puerta también recibe el nombre de postigo. Estos elementos permiten tapar, cuando así se lo desea, el sector que presenta cristales.

En el terreno del urbanismo, el concepto de postigo alude a la puerta de una ciudad que no constituye la vía de ingreso más importante. El Postigo del Aceite, por ejemplo, se sitúa en Sevilla. Creado en 1107 y reformado en varias ocasiones, era uno de los accesos que permitían atravesar las murallas.

Postigo también es un apellido. El exfutbolista mexicano Luis García Postigo y el modelo español Juan García Postigo, entre otras personalidades, lo comparten.

El Postigo, por último, es el nombre de un hotel de Úbeda (España). El establecimiento se encuentra ubicado en el centro histórico de esta localidad que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de postigo (https://definicion.de/postigo/)

Buscar otra definición