Definición de presencia

Descubrir el origen etimológico del término presencia supone tener que marcharse, simbólicamente hablando, hasta el latín. Y es que deriva de la palabra “presentia”, que significa “cualidad de estar delante” y que se compone de tres partes diferenciadas:
• El prefijo “pre-“, que puede traducirse como “antes”.
• El verbo “esse”, que es sinónimo de “estar”.
• El sufijo “-ia”, que se usa para indicar “cualidad”.

Presencia

Presencia es un término que tiene como significado más frecuente la referencia a la condición de alguien o de algo que se encuentra en un cierto lugar.

Por ejemplo: “Si te molesta mi presencia en esta sala, puedo retirarme”, “Espero que el Dr. Kauro nos honre con su presencia en la próxima conferencia”, “La presencia del jugador en el campo de juego pasó desapercibida ya que entró muy poco en contacto con el balón”.

La presencia, por lo tanto, suele mencionar la asistencia física de una persona a un evento o a un espacio. El concepto, de todos modos, también puede usarse de forma simbólica para nombrar a la sensación de que alguien ausente se encuentra, de alguna manera, en un lugar: “El abuelo murió hace diez años, pero aún siento su presencia en la casa”, “Estoy seguro de que Paul McCartney, algunas noches, debe sentir la presencia de Lennon y Harrison sobre el escenario”.

De la misma manera, no podemos pasar por alto la existencia de expresiones que se usan de forma frecuente dentro de un ámbito coloquial. En concreto, una de ellas es la de “presencia de ánimo”, que se emplea para dejar constancia de que una persona se encuentra serena y tranquila ante una adversidad o ante un hecho afortunadamente inesperado.

Por supuesto, tampoco hay que olvidarse de “acto de presencia”. Este es un término que se utiliza para referirse a que alguien ha acudido a una cita concreta pero en la que permaneció muy poco tiempo. Un ejemplo de ello puede ser el siguiente: “Juan hizo acto de presencia en el entierro de su ex jefe”.

La noción de presencia, por otra parte, indica cómo luce la apariencia de una persona o de una cosa. La “buena presencia” se asocia a la belleza, la elegancia, la pulcritud o la prestancia: “Me encanta la presencia de Javier: siempre viste de traje y utiliza gel en el cabello”, “Se solicita empleado para tareas administrativas. Requisitos: habilidades informáticas, dominio de inglés y buena presencia”, “La Torre Eiffel tiene una presencia imponente en medio de París”.

El concepto de buena presencia, por otro lado, es subjetivo, ya que responde a una serie de convenciones y, por qué no, caprichos de cada persona u organismo que la demanda o asegura advertirla en los demás. Por lo general, tanto en culturas occidentales como orientales, vestir de traje, usar corbata, llevar el cabello corto (para los hombres) o bien recogido (para las mujeres), además de respetar el aseo personal y de mostrar una cierta postura y una forma de hablar y dirigirse a los demás es sinónimo de buena presencia.

PresenciaEn pocas palabras, salvo por la manera de expresarse, la mayor parte de los aspectos que se tienen en cuenta para juzgar la presencia de una persona es superficial. Podría decirse, por lo tanto, que una madre que ahogó a sus hijos en la bañera por no soportar sus llantos pero que asiste al juzgado vestida con traje y con el cabello recogido tiene buena presencia, mientras que un joven que se encuentra manifestándose en contra del maltrato animal en pantalones cortos y con una camiseta agujereada, en cambio, es sinónimo de mala presencia.

Si bien se trata de un ejemplo extremista, sirve para enfatizar lo arbitrario y superficial de la idea de buena presencia, que pasa por alto los rasgos fundamentales de una persona y la etiqueta basándose simplemente en lo que podría percibir de ella un espejo o una cámara fotográfica. Además de lo absurdo y peligroso que puede ser confiar en una asesina sólo porque viste bien y desconfiar de un alma caritativa por no ostentar prendas de diseño, dar tanta importancia a la buena presencia puede tener otras consecuencias.

En la actualidad existen muchas organizaciones luchando contra la discriminación, pero todavía es común que un profesor desprecie a un estudiante si lleva el cabello teñido de colores no convencionales, o si usa piercings o ropa considerada fuera de lo normal, así como empresas que rechacen solicitudes de empleo a individuos cuya presencia no les parece satisfactoria, independientemente de sus habilidades y de su experiencia.

Asimismo tenemos que subrayar que “Presencia” es el título de una revista digital de enfermería de salud mental, que se publica semestralmente y que tiene como objetivo abordar desde distintas áreas lo que sería el cuidado de las personas que cuentan con problemas o enfermedades mentales.

En España se edita aquella publicación en la que se recogen tanto recomendaciones para enfermeros o familiares de los citados pacientes como las últimas novedades en cuanto a los tratamientos de los mismos.

“Presència”, por último, es una publicación creada en 1965 que se edita en lengua catalana y que forma parte de distintos diarios que se distribuyen en España.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de presencia (https://definicion.de/presencia/)
Top