Definición de procedencia

Del latín procedens, procedencia es el origen de algo o el principio de donde nace o deriva. El concepto puede utilizarse para nombrar a la nacionalidad de una persona. Por ejemplo: “El equipo contrató a un jugador de procedencia rusa para reforzarse de cara al próximo torneo”, “No conozco la procedencia de este comerciante, pero dado su acento, no creo que sea chino”, “La procedencia keniata es una garantía en el ámbito del atletismo”.

Procedencia

La procedencia también es el punto de partida de una persona o de un medio de transporte (coche, ómnibus, tren, avión, barco, etc.) cuando llega al final de su trayecto: “Acaba de arribar un avión de American Airlines con procedencia de Miami”, “Acaba de llegar a la ciudad con procedencia de Bogotá, lo cual supone un vuelo de más de catorce horas”, “El presidente llegará al país con procedencia de Bolivia”.

Otra utilización del término se refiere a aquello con conformidad a la moral, el derecho o la razón: “Las autoridades han incautado doscientos kilogramos de alimentos de procedencia dudosa”, “El empresario decidió llamar a la policía tras recibir un paquete de incierta procedencia”, “Lamas no pudo justificar la procedencia del dinero que trasladaba en una de sus maletas”.

En el ámbito del deporte, la procedencia de un jugador es el equipo donde jugó anteriormente, antes de arribar a un nuevo combinado: “El nuevo refuerzo del Barcelona, con procedencia del Sporting Lisboa, ya está entrenando con sus compañeros”, “La procedencia del pivote no ofrece garantías, ya que ha jugado en una liga asiática de segundo nivel”.

El peso de la procedencia

ProcedenciaLa procedencia de las personas suele despertar mitos, tanto positivos como negativos, acerca de sus habilidades y talentos naturales, o bien relacionados con ciertas conductas sociales un tanto despreciables. Como todo acto de generalización, en ningún caso atrae conclusiones basadas en la sensatez, y solo sirve para endiosar a unos pocos famosos y complicar aún más la vida de millones de inmigrantes.

Después de los numerosos y cruentos ataques terroristas de los últimos años, la imagen de una persona procedente de Oriente Medio genera desconfianza en muchos países; pero eso no queda en el mero desprecio que se desprende de las miradas ajenas, ni en que sus vecinos les nieguen el saludo: solamente por haber nacido en un país determinado, independientemente de sus propias creencias y convicciones, deben someterse a desmoralizadores e insultantes interrogatorios y controles en los aeropuertos, para luego vivir en un barrio donde será su propia integridad física la que corra peligro si se cruzan con la persona equivocada.

Pero no todas las historias acerca de los extranjeros son tan denigrantes: de los argentinos se dice que son charlatanes y fanfarrones; los catalanes son tildados de avaros y cerrados; los ingleses son considerados fríos y poco agraciados físicamente; se cree que todos los norteamericanos son ultra nacionalistas y que no se preocupan por los eventos ajenos a su suelo.

¿Qué ocurre cuando alguien conoce a un argentino modesto, a un catalán generoso que tiende una mano desinteresada a un inmigrante, a un inglés simpático y atractivo o a un norteamericano apasionado por las lenguas extranjeras que vive en España o Japón? ¿Son meras excepciones?

En algunos países, es normal encontrarse con infinidad de bazares y tiendas de alimentos a cargo de personas procedentes de China; estos desafortunados individuos son el foco de un sinfín de burlas dirigidas a su aspecto físico, a su manera de expresarse y a su estilo de vida. Pocos se detienen a pensar que tan extraño parece un ojo rasgado a un occidental como uno redondeado a un oriental; que una persona de habla hispana intentando comunicarse en Chino con la insignificante práctica lingüística posible en un trabajo de turnos infinitos y de clientes poco considerados, no sería precisamente un experto en gramática y fonética; que si estos inmigrantes pudieran escoger su destino, en el no habría ningún bazar.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de procedencia (https://definicion.de/procedencia/)
Top