Definición de

Mito

Un mito es un relato de hechos maravillosos cuyos protagonistas son personajes sobrenaturales (dioses, monstruos) o extraordinarios (héroes). Su origen etimológico proviene del griego mythos («cuento«).

Se dice que los mitos forman parte del sistema religioso de una cultura, que los considera como historias verdaderas. Tienen la meta de otorgar un respaldo narrativo a las creencias centrales de una comunidad.

Guerrero

Los mitos forman parte de la tradición de un pueblo.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • Las funciones vitales de los mitos incluyen: explicativa, de significado y pragmática.
  • Los mitos pueden difundirse a través de cuentos populares, leyendas, parábolas y fábulas.
  • La psicología y la antropología han analizado las funciones y los efectos de los mitos en la mente y la conducta humana.
  • Existen diferentes tipos de mitos, como los cosmogónicos, teogónicos, antropogónicos y fundacionales.
  • El término mito también suele usarse para referirse a personajes o hechos históricos que han dejado una huella destacada.

Funciones de un mito

Esto nos lleva a las funciones del mito en la sociedad, en el marco de una cultura, ya que no son relatos arbitrarios o espontáneos. En pocas palabras, podemos decir que tiene tres funciones vitales: una explicativa, una de significado y una pragmática. La primera hace referencia a que el mito sirve para explicar, desarrollar o justificar el surgimiento, la causa y la razón de ser de diversos aspectos de la sociedad o bien de la vida de los individuos, tal y como ocurre con el mito griego que cuenta el origen del mundo o el libro del Génesis de la Biblia.

Por otro lado tenemos la función pragmática, porque el mito es el fundamento de algunas acciones y estructuras sociales en cuanto a que tiene la fuerza suficiente para establecer quién tiene el derecho a gobernar. Dicho de otra manera, puede especificar y justificar las razones por las cuales una situación particular es de un modo y no de otro.

En tercer lugar se encuentra su función de significado. El mito no es simplemente una historia que pretenda explicar o justificar cuestiones de corte político, sino que puede ofrecer la paz interior que la gente necesita en ciertos momentos, ese consuelo que ayuda a levantarse y seguir cuando se ha tenido que enfrentar la muerte, el dolor por la pérdida de un ser querido o la derrota personal. El mito se encuentra próximo a quien lo recibe para darle un sentido a su vida, combinando las tres funciones recién mencionadas.

Mitología

La mitología romana, la mitología celta y la mitología nórdica incluyen mitos que trascendieron las épocas y las fronteras.

Su difusión

La difusión de los mitos puede concretarse a través de diferentes medios o formatos. Un cuento popular, una leyenda, una parábola o una fábula pueden servir para dar a conocer una historia mitológica.

Estas narrativas son útiles para propagar mitos fundacionales o de otra clase. En ellas puede transmitirse una moraleja o realizarse otro tipo de enseñanza a partir de la interpretación del contenido.

Más allá de la fantasía presente en los relatos, a través del simbolismo se divulgan valores que pueden entenderse y aplicarse en la práctica. Por eso, y por su modo de presentación, los mitos tienen incidencia en la realidad.

Ver también: Incidencia

Mito y psicología

Desde la psicología se ha analizado el funcionamiento de los mitos y sus efectos sobre la forma de pensar y de actuar de las personas. Carl Gustav Jung, por ejemplo, aludió a la existencia de símbolos universales (como el viejo sabio o la gran madre) presentes en los mitos que funcionan como arquetipos y dan forma al inconsciente colectivo de una comunidad.

El antropólogo Joseph Campbell, por su parte, explicó en su libro «El héroe de las mil caras» la idea de monomito o el viaje del héroe: un patrón que sirve como modelo en los relatos mitológicos y épicos. En su versión más extendida, el viaje o periplo del héroe consta de diecisiete etapas desde que el protagonista recibe la llamada para salir rumbo a lo desconocido hasta que regresa a su hogar, transformado y triunfante.

Para Campbell, una de las funciones del mito es actuar como guía de los seres humanos. Los individuos, en diferentes momentos de su existencia, deben enfrentarse a retos psicológicos. El mito, en este contexto, propone un marco de actuación para crecer y seguir adelante.

Caimán en la alcantarilla

Los mitos urbanos integran el folklore contemporáneo.

El análisis de Lévi-Strauss

El antropólogo Claude Lévi-Strauss agrega que todo mito cumple con tres atributos: trata de una pregunta existencial, está constituido por contrarios irreconciliables y proporciona la reconciliación de esos polos para poner fin a la angustia.

En su origen, el mito es un relato oral. Con el correr del tiempo, sus detalles van variando de acuerdo a la transmisión del conocimiento de generación en generación. Una vez que las sociedades desarrollaron la escritura, el mito fue reelaborado en forma literaria, con lo que extendió sus versiones y variantes.

Tipos de mito

Los estudiosos han distinguido distintas clases de mitos, como los cosmogónicos (que intentan explicar la creación del mundo), los teogónicos (se refieren al origen de los dioses), los antropogónicos (sobre la aparición del ser humano) y los fundacionales (nacimiento de las ciudades), entre otros.

El mito de la cosmogonía es un relato que busca ofrecer una respuesta al misterio que supone el origen del universo y de nuestra especie. El teogónico, por otro lado, se enfoca en el cosmos y los dioses de la mitología griega. El mito antropogónico también tiene un enfoque religioso acerca de nuestro origen, ya que contempla que hayamos sido creados por un ser superior. El mito fundacional también se conoce como fundador y persigue una explicación para el surgimiento de ciertos ritos o polis (las ciudades-estado de la Edad Oscura de Grecia).

El concepto en la actualidad

Cuando, en la antigüedad, las explicaciones científicas comenzaron a competir con las míticas, el término mito adquirió un contexto peyorativo, que comenzó a utilizarse como sinónimo de una creencia extendida pero falsa o de una patraña. Por ejemplo: «Es un mito que los seres humanos solo usamos el 10% del cerebro», «Que hay cocodrilos que viven en las alcantarillas no es más que un mito», «El mito sobre la supuesta falsa muerte de Elvis Presley es absurdo, no tiene ningún sustento real».

Por otra parte, el concepto de mito también suele utilizarse para referirse a personajes o hechos históricos, que hayan dejado una huella inconfundible. En este caso también se puede usar su adjetivo: «El argentino Juan Manuel Fangio es una figura mítica del automovilismo», «El mito del blues volverá a presentarse en nuestro país luego de cinco años de ausencia», «No es justo que los fanáticos le falten el respeto a un mito de nuestro club que nos ha dado incontables alegrías».

Puede gustarte: Peyorativo

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 10 de noviembre de 2023. Mito - Qué es, definición, funciones y tipos. Disponible en https://definicion.de/mito/
Buscar otra definición
x