Definición de adarga

El término adarga procede del árabe hispánico addárqa, a su vez derivado del árabe clásico daraqah. Se llama adarga a un escudo con forma de óvalo o de corazón que se fabrica con cuero.

Adarga

Los orígenes de las adargas hay que buscarlos en Al-Ándalus, cuando eran empleados por los musulmanes que integraban la caballería. Con el paso del tiempo, estos escudos comenzaron a ser utilizados también por los cristianos, tanto en la caballería como en la infantería.

La adarga brindaba un resguardo eficaz ante ataques de flechas, lanzas y espadas. A partir del siglo XVI, cuando empezaron a usarse las armas de fuego, comenzaron a perder preponderancia ya que no resultaban útiles para defenderse de este tipo de ofensivas.

De todos modos, las adargas continuaron sirviendo debido a que las lanzas y las espadas siguieron siendo valiosas en los combates hasta que las armas de fuego alcanzaron una mayor rapidez de carga. Gracias a disponer de un asa, su manipulación resultaba sencilla.

Podemos encontrar el concepto de adarga en “Don Quijote de la Mancha”, la obra más famosa de Miguel de Cervantes. En el inicio del libro, Cervantes habla de un “hidalgo” de “adarga antigua”. Sin embargo, al adaptar la obra al castellano moderno, en algunas versiones se optó por reemplazar dicha expresión por “escudo antiguo”.

Así se buscó facilitar el entendimiento de la historia a los lectores contemporáneos. Sin embargo, hay quienes advirtieron que el cambio hizo perder el significado original, vinculado específicamente al escudo cuyo armazón estaba compuesto por pieles dobladas que se cosían y pegaban.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de adarga (https://definicion.de/adarga/)

Buscar otra definición