Definición de procesos exógenos

Un proceso, término cuyo origen etimológico se halla en el latín processus, es un conjunto de ciclos o etapas de una determinada operación o de un fenómeno natural. Exógeno, por otro lado, es algo que tiene un origen externo.

Procesos exógenos

Estas ideas nos permiten avanzar en la definición de procesos exógenos, una expresión que se emplea en el ámbito de la geología. Así se denomina a los procesos geológicos que se producen en la superficie del planeta.

Los procesos exógenos, por lo tanto, se diferencian de los procesos endógenos, que son aquellos que se originan adentro de la corteza terrestre. Es importante tener en cuenta, de todos modos, que los procesos endógenos terminan siendo modificados por los procesos exógenos, ya que las fuerzas exógenas tienden a eliminar o reducir las desigualdades que las fuerzas endógenas provocan en la superficie.

Entre los procesos exógenos se encuentran la sedimentación, el transporte de materiales, la erosión y la meteorización. Estos fenómenos producen distintos tipos de modificaciones en el relieve.

La meteorización implica la descomposición de las rocas y los minerales que están en contacto con la biosfera, la hidrosfera y la atmósfera. La erosión es generada por el viento y el agua y provoca el desgaste de las rocas.

Los materiales que se disgregan con la erosión son transportados a terrenos deprimidos, en lo que supone otro proceso exógeno. Finalmente, la sedimentación aparece cuando los materiales transportados se convierten en sedimentos (elementos sólidos acumulados).

La formación de valles, deltas y cavernas, por ejemplo, es una consecuencia de la acción de procesos exógenos. Hay que considerar que los procesos geológicos que se desarrollan en la superficie terrestre pueden ser destructivos o constructivos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de procesos exógenos (https://definicion.de/procesos-exogenos/)

Buscar otra definición