Definición de punto de fuga

El concepto de punto de fuga se emplea para nombrar a un cierto lugar geométrico. Los lugares geométricos son grupos de puntos que permiten satisfacer ciertas propiedades geométricas: en el caso específico del punto de fuga, se trata del lugar en el cual confluyen las proyecciones de todas las rectas paralelas a una cierta dirección en el espacio, pero que no son paralelas al plano de la proyección.

Punto de fuga

Esto quiere decir que los puntos de fuga son tantos como la cantidad de direcciones que haya en el espacio en cuestión. Por eso se dice que el punto de fuga se encuentra en el infinito y es impropio.

Podemos entender el punto de fuga si observamos las tablillas de madera que forman un piso de parquet (entarimado). Dichas tablillas son iguales en cuanto al tamaño y crean líneas paralelas entre sí. Sin embargo, al observarlas, las que se encuentran alejadas parecen más pequeñas y las líneas resultan cada vez más cercanas entre sí a la vista. La virtual prolongación de dichas líneas haría que éstas converjan en su punto de fuga.

El punto de fuga, por lo tanto, es aquel lugar donde las rectas paralelas se juntan de acuerdo a la perspectiva. Los puntos de fuga son muy importantes para la realización de dibujos, ya que permiten dar sensación de profundidad y mantener la perspectiva que tendría un observador desde un cierto punto de vista.

Además de la importancia que tiene el aprendizaje de este concepto para elaborar dibujos proporcionados y armoniosos en cuanto a las dimensiones de sus elementos, también permite realizar el sombreado con mayor precisión. Una de las claves de un dibujo bien hecho es la aplicación de luces y sombras, ya que la escena cobra vida al mostrar esta propiedad tan característica de nuestra realidad, la iluminación.

Punto de fugaEn una ilustración carente de técnica o de conocimientos suficientes, el sombreado suele hacerse de manera imprecisa, por lo general representando muchas fuentes de luz, cada una de las cuales afecta solamente a una pequeña parte del dibujo. Por ejemplo, no es raro ver flores cuyos pétalos tienen la sombra siempre en el mismo sitio (por citar un caso, en su mitad izquierda si se lo corta transversalmente y se lo mira de frente), independientemente de que se encuentren todos a ángulos diferentes.

Al tomar en cuenta el punto de fuga para realizar una ilustración de un jardín, continuando con la misma temática, donde hay una gran diversidad de flores y plantas, la información relacionada con la posición de cada una y de su relación con los demás elementos en el espacio sirve para llevar a cabo la iluminación, ya que es posible comprender la trayectoria de la o las fuentes de luz que afectan la escena, así como la dirección y las proporciones de cada sombra.

Si tomamos las direcciones ortogonales que corresponden a los ejes espaciales que solemos denominar X, Y y Z, los puntos de fuga permiten tener en cuenta una perspectiva frontal, una perspectiva oblicua o una perspectiva aérea, de acuerdo a la proyección que se realice.

Es importante señalar que el punto de fuga no sólo nos permite reproducir una escena con precisión, sino que también es una herramienta fundamental para alterar la percepción y para concebir imágenes imposibles de encontrar en la realidad. Jugar con las perspectivas es necesario para lograr ciertos efectos, y esto se puede llevar a cabo cambiando la ubicación del punto de fuga; por ejemplo: cuanto más cerca se encuentre del observador, más imponentes parecen los objetos. Del mismo modo, los dibujos más complejos puede usar más de un punto de fuga para conseguir diferentes resultados, como ser la deformación de los elementos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de punto de fuga (https://definicion.de/punto-de-fuga/)