Definición de sagacidad

Sagacidad, que procede del vocablo latino sagacĭtas, es la condición de sagaz. Este término (sagaz), por su parte, tiene su origen etimológico en sagax y permite calificar a aquel que tiene astucia o picardía.

Sagacidad

Por ejemplo: “Demostrando una vez más su sagacidad, el detective descubrió en apenas unas horas quién fue el responsable del crimen de la anciana”, “Con sagacidad, el gerente comenzó a realizar una serie de preguntas para saber quién había escrito la frase ofensiva en el baño de la empresa”, “Hay que jugar con sagacidad para ganar este partido”.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que las personas sagaces se consideran que son muy astutas, sabias, con gran capacidad para discernir todo lo que tienen delante, prácticas, inteligentes y nada crédulas. Todo sin olvidar que saben cómo utilizar el tacto y que cuentan con una estupenda capacidad para poder argumentar de manera sólida.

La sagacidad es una de las cualidades más admiradas en un investigador. Un policía que investiga un crimen debe tener la capacidad de buscar pistas en el lugar correcto y encontrar testigos que hayan visto lo ocurrido. Una vez que cuenta con algunos sospechosos, tiene que apelar a su sagacidad para realizar las preguntas adecuadas e intentar obtener una confesión o, al menos, pistas que ayuden a esclarecer el caso.

Diversos son los investigadores de la literatura que se han presentado como figuras con un gran sagacidad, la cual les hacía resolver todos su casos de manera absolutamente inmediata y certera. En concreto, entre los más significativos al respecto se encuentran los siguientes:
-Sherlock Holmes, el detective inglés del siglo XIX que fue creado por Arthur Conan Doyle y que está considerado como uno de los personajes más importantes de la literatura de todos los tiempos. Además se identifica por su razonamiento deductivo, su inteligencia y su habilidad notable para observar.
-Hércules Poirot. Se trata de un detective belga creado por la escritora Agatha Christie que se caracteriza por utilizar la psicología, la inteligencia, la sagacidad y la intuición para poder llevar a cabo el esclarecimiento de los casos.
-Mrs Marple. Otra de las investigadoras más importantes de toda la literatura es esta, también creada por Agatha Christie. Se trata de una anciana que, por hobby, apuesta por llevar a cabo el esclarecimiento de ciertos casos de robos, asesinatos o delitos similares que se producen en su entorno. De manera indiscutible, su principal seña de identidad y cualidad la hora de resolver los mismos es su sagacidad.

También es posible encontrar sagacidad en el ámbito de los deportes. Un futbolista puede demostrar su sagacidad al controlar el ritmo de juego, presionar constantemente al rival que tiene menos habilidad y pasarle el balón siempre al compañero que está mejor posicionado en el campo de juego.

En una estructura laboral, el jefe debe ser sagaz para mantener una buena relación con todos los empleados pero, a su vez, analizar el desempeño de cada uno. Así podrá determinar qué trabajadores son positivos para la empresa y cuáles cumplen un rol negativo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de sagacidad (https://definicion.de/sagacidad/)