Definición de teleológico

Teleológico es un adjetivo que refiere a aquello que está vinculado a la teleología. Según define el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la teleología es la doctrina centrada en las llamadas causas finales (es decir, los fines).

Teleológico

La teleología forma parte de la metafísica, una rama de la filosofía. Puede entenderse la teleología como el análisis de los propósitos o de los objetivos que persigue un ser o un objeto.

El concepto de la teleología se originó en la época de la Antigua Grecia, y es en este punto de la historia de la humanidad en el cual se estudiaron en profundidad los asuntos universales; de acuerdo a Aristóteles, los mismos se rigen por cuatro causas: la formal (que otorga el ser a algo), la material (la composición), la eficiente (lo que se provoca) y la final (indica para qué existe). Los estudios teleológicos, por lo tanto, se orientan a esta causa final.

Además de Aristóteles, Diógenes de Apolonia, Epicuro y otros varios autores de la antigüedad consideraban que no existía causa más importante que la final para hallar explicaciones en el campo de la Filosofía Práctica, la cual acentúa las distintas relaciones que existen entre el pensamiento, la acción y los efectos resultantes. Por otro lado, no debemos desestimar las otras tres causas: todas y cada una de ellas son necesarias para explicar el universo en su totalidad.

Las reflexiones teleológicas fueron muy importantes a lo largo de la historia en distintas ramas del pensamiento. En el ámbito de la religión, algunos pensadores afirmaron que el único acceso posible a los misterios de las divinidades era a través de sus fines; esta visión comenzó una vez que el cristianismo se organizó del modo en el que lo conocemos hoy en día, luego del Concilio de Nicea, en el siglo IV.

TeleológicoPara llegar a este cambio de perspectiva de los misterios divinos fue necesario en primer lugar que la filosofía clásica se adentrara en otros campos, en este caso en la teología; es importante señalar que durante la Edad Media casi no era posible distinguirlas. Dicho movimiento se conoce con el nombre de Escolástica, y se trata de una corriente filosófica y teológica que buscaba respuestas para la revelación religiosa del cristianismo, basada en la relación entre la fe y la razón.

Esto cambió con la llegada de la Edad Moderna, durante la cual los filósofos comenzaron a pensar que intentar hallar explicaciones por medio de causas finales era un recurso poco preciso, ya que no podemos afirmar que el universo opera de este modo simplemente porque el ser humano así lo haga. Fue por esta razón que nació un movimiento denominado mecanicismo, que buscaba llegar a las explicaciones del mundo a través de las causas eficientes, y así se abrieron las puertas al surgimiento de la ciencia moderna.

La teoría de la selección natural que propuso Charles Darwin, por otro lado, indicaba que las especies que se conocen en la actualidad son el resultado de un proceso de evolución previa: conocemos, de este modo, la causa final de dicho proceso.

En la actualidad hay quienes definen los desarrollos cibernéticos como teleológicos debido a que existen de acuerdo a la orientación hacia un fin, cuya determinación está dada por el ser humano a la hora de la programación del sistema o equipo en cuestión.

Se conoce como argumento teleológico a aquél que intenta apoyar la existencia de Dios basado en que el ser humano es capaz de percibir que el universo ha sido diseñado por un ser superior. En su versión básica, la cual puede presentarse con ciertas variaciones según el documento, se propone que la única explicación para la existencia de elementos de una cierta complejidad es que un ser inteligente y superior a nosotros los haya creado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de teleológico (https://definicion.de/teleologico/)