Definición de tiritar

El verbo tiritar, de origen onomatopéyico según la Real Academia Española (RAE), alude a estremecerse o temblar. El terror, la fiebre y el frío son algunos motivos que pueden hacer tiritar a una persona.

Tiritar

Cabe destacar que tiritar es sinónimo de titiritar. La RAE reconoce ambos términos, aunque circunscribe titiritar al temblor provocado por el miedo o por el frío.

Por ejemplo: “Apenas ingresó al agua, la muchacha comenzó a tiritar”, “Los alaridos que llegaban desde afuera de la casa hicieron tiritar al niño, que decidió esconderse debajo de la cama”, “Desde que contraje la enfermedad, no puedo dejar de tiritar, me siento realmente muy mal”.

Es normal que un individuo empiece a tiritar al exponerse a bajas temperaturas. La raíz biológica de esta respuesta orgánica se encuentra en el hipotálamo, una zona del cerebro que funciona como si fuera un termostato.

El hipotálamo se encarga de la regulación de la temperatura corporal: si el frío exterior amenaza el equilibrio, el hipotálamo le ordena a los músculos que se muevan con contracciones repetitivas para producir energía en forma de calor. Esto quiere decir, por lo tanto, que al tiritar generamos calor.

Es importante señalar que las contracciones musculares que se desarrollan al tiritar son involuntarias. No es posible evitarlas ni controlarlas, ya que en estos casos el organismo considera que existe la necesidad de subir la temperatura corporal.

“Cuentos para tiritar de miedo”, por otra parte, es el título de un libro escrito por el autor chileno Saúl Schkolnik. La obra, editada en 2003, presenta nueve relatos de terror orientados al público infantil.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de tiritar (https://definicion.de/tiritar/)

Buscar otra definición