Definición de viáticos

Lo primero que hay que hacer para poder determinar el significado del término viáticos es descubrir su origen etimológico. En este sentido, hay que destacar que se trata de una palabra que deriva del latín, de “viaticum”, que a su vez procede de “via”.

Viáticos

El “viaticum” se utilizaba para referirse a la provisión de alimentos y de dinero que necesitaba una persona para poder emprender un viaje. No obstante, durante la Edad Media, se empleó para hacer mención a un impuesto que se cobraba a toda la persona que quería recorrer un camino que pertenecía a las tierras de algún señor feudal.

El concepto, por tanto, se emplea para nombrar al dinero o las especies que se entregan a una persona para su sustento durante un viaje.

Por ejemplo: “Los viáticos que me entregó la empresa apenas me alcanzan para comer”, “Todavía no cobré los viáticos del mes pasado… ¿podrías averiguar qué pasa?”, “Como gasté poco en comida, me sobró dinero de los viáticos”.

Los viáticos pueden entregarse al viajero antes de su partida, con el objetivo de que cuente con los medios para subsistir durante el viaje. Supongamos que un empleado de una empresa multinacional es enviado desde Chile hacia Alemania para que asista a una conferencia. El jefe de esta persona le entrega dinero en concepto de viáticos antes de que se marche, para que pueda abonar el hotel, comer y desplazarse en suelo alemán.

En otros casos, los viáticos se pagan tras el gasto. Un joven que realiza las cobranzas de una compañía tecnológica realiza varios viajes por día, gastando dinero en boletos de tren, subterráneo y autobús (colectivo). Cada jornada, cuando llega el final del horario laboral, presenta los comprobantes de los viajes en la administración de la empresa y recibe el dinero correspondiente. Esto quiere decir que si el trabajador gastó 45 pesos en viáticos, luego los recupera.

En el terreno de la religión, se llama viático al sacramento que se otorga a un enfermo que está a punto de fallecer. Este sacramento consiste en dar la comunión al moribundo a modo de preparativo para su partida.

Ese “rito” religioso podemos subrayar que procede de un viejo ritual grecorromano en el que se procedía a introducir en la boca del difunto, bajo la lengua, una moneda como una manera de que pudiera pagar el impuesto del paso al Hades. Esa moneda se conocía como “obolus”, el término griego, y también como “viaticum”, el concepto en latín.

El viático en este sentido, el darle la comunión al moribundo, se establece que no tiene que producirse en algunas circunstancias concretas. Exactamente se determina que no debe realizarse cuando la persona en cuestión no puede tragar, cuando se encuentra inconsciente o directamente cuando rechaza con absoluta decisión el recibir ese sacramento.

Como es lógico, este proceso se lleva a cabo por parte del párroco, quien deberá realizarlo cuando tenga claro que el moribundo aún se encuentra en pleno uso de lo que son sus facultades mentales.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de viáticos (https://definicion.de/viaticos/)
Top