Definición de vulgar

Del latín vulgāris, vulgar es alguien o algo perteneciente o relativo al vulgo (el común de la gente popular). El concepto hace referencia a aquello que es impropio de personas cultas o de buena educación. Por ejemplo: “El jugador hizo un gesto vulgar a la tribuna cuando fue reemplazado por su entrenador”, “La estrella pop volvió a demostrar que es una persona vulgar al mostrarse sin ropa interior en público”, “No hay nada más vulgar que masticar con la boca abierta”.

Vulgar

Las denominadas palabrotas, malas palabras o groserías forman parte de la vulgaridad. La aceptación social de cada palabra es cultural y sólo puede entenderse en el marco de una sociedad determinada. Esto quiere decir que hay términos que son ofensivos para un pueblo e inocuos para otros.

El lenguaje vulgar, de todas formas, trasciende a las malas palabras. Una persona puede hablar de forma vulgar sin utilizar improperios. Si una persona le dice a un anciano “camina más rápido, viejo, que estoy apurado” está siendo vulgar e irrespetuoso aún cuando no utilice palabrotas.

Esto daría lugar a que en muchas ocasiones el lenguaje vulgar se convierta en soez al utilizar sus palabras para proferir improperios e insultos a otras personas. En concreto, en este sentido lo habitual es emplear palabras que puedan herir al receptor al referirse a su raza, nacionalidad, orientación sexual o capacidad intelectual, entre otras cosas.

Lo vulgar también está vinculado a expresiones que atentan contra aquello que se considera sagrado o que se involucran con temas que son tabú (como el sexo).

Por otra parte, existen gestos (levantar el dedo medio hacia otra persona), actitudes (hurgarse la nariz) y hasta vestimentas (que no cubren las partes íntimas) que hacen que una persona sea considerada vulgar.

Es interesante recalcar además que en la antigüedad el término vulgar fue utilizado para hacer referencia a un tipo de arte. Más exactamente se usaba la expresión artes vulgares para denominar a todas aquellas obras que se obtenían mediante una serie de trabajos y técnicas manuales.

La escultura o la pintura fueron así algunas de las artes vulgares así como todas aquellas que se pueden enmarcar dentro del género de la artesanía. Frente a todas ellas se encontraban las artes liberales que eran las que emanaban de un punto de partida intelectual como sería el caso de la filosofía, la astronomía o la dialéctica, entre otras muchas más.

Actualmente dentro del ámbito del marketing, la publicidad y el comercio también se utiliza el término vulgar. Concretamente se apuesta por la expresión marca vulgarizada. La misma viene a definir a toda aquella marca registrada que ha conseguido tal prestigio dentro de su sector que consigue que la misma sea utilizada para referirse a todo el producto genérico.

Un ejemplo de ello es la marca Danone que ha conseguido que en estos momentos se utilice indistintamente el término danone o yogur para definir al mencionado alimento lácteo.

Otro uso del término, por último, está relacionado con lo general o habitual (en contraposición a lo especial o técnico): “Es una computadora vulgar y corriente, sin grandes prestaciones”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de vulgar (https://definicion.de/vulgar/)