Definición de acta policial

Acta es el nombre que recibe un documento de carácter oficial, donde se certifica un determinado suceso. Policial, por su parte, es un adjetivo que hace referencia a lo vinculado a la policía (un cuerpo de seguridad del Estado).

Acta policial

Un acta policial, en este marco, es un escrito donde una autoridad de la policía detalla un procedimiento, un hecho o algún tipo de acontecimiento vinculado a un posible acto punible. El acta policial supone el punto de partida para el desarrollo de una investigación, ya que informa cómo, cuándo y dónde sucedió el acontecimiento y de qué manera intervino el personal de la fuerza de seguridad.

En cada país, de todas formas, el acta policial puede tener distintas características. A nivel general, puede decirse que estos documentos deben ser exactos (se basan en hechos, no en suposiciones o rumores), imparciales (no incluyen opiniones) y exhaustivos (vuelcan toda la información obtenida). Además deben ser redactados de modo secuencial (siguiendo el orden de las diligencias que se llevaron a cabo) y respetar los aspectos formales del caso.

Lo habitual es que el acta policial se redacte en el lugar de los hechos para minimizar la posibilidad de que quede información fuera del documento. En algunos casos, sin embargo, el procedimiento se lleva a cabo en una oficina.

Si la víctima de un delito realiza una denuncia por vía telefónica y consigue retener al agresor en el lugar de los hechos, entonces los agentes de policía pueden dirigirse allí y realizar todas las preguntas pertinentes a ambas partes para confeccionar de forma adecuada el acta policial. En un caso como éste, muchas veces cuentan asimismo con la presencia de testigos, quienes pueden aportar datos de gran utilidad para la posterior investigación.

Por otro lado, en ocasiones no es necesario que un individuo contacte a la comisaría para solicitar la ayuda del cuerpo de policía, ya que puede ocurrir que las patrullas de agentes detecten una situación delictiva en la vía pública y actúen de manera directa e inmediata.

Acta policialSupongamos que un agente detiene a un hombre cuando lo observa romper la ventanilla de un automóvil con aparentes fines de robo. Al redactar el acta policial, el oficial comienza escribiendo:

“En la ciudad de San Mateo, siendo las dieciocho horas del día doce de agosto del año dos mil quince, quien suscribe, subcomisario Juan López Gutiérrez, observa a un individuo de sexo masculino golpear con una piedra la ventana delantera izquierda de un automóvil marca Renault modelo Clio patente 561803ADE, ocasionando la rotura del vidrio e introduciendo su cuerpo por la abertura creada…”.

Como puede apreciarse en el ejemplo anterior, la estructura de un acta policial presenta ciertos recursos muy particulares, que no se usan en la literatura, dado que en este caso la exactitud es la más alta prioridad, y no importa la belleza del texto. Mientras que los autores de ficción suelen dar lugar a la imaginación de los lectores, evitando mencionar ciertos datos demasiado específicos, un documento de este tipo pretende dejar constancia de todos los detalles conocidos de la situación en él descrita.

Por otro lado, es importante destacar que la exactitud del acta policial no limita de ninguna forma los métodos por los cuales un agente reúna la información. El proceso de indagación que lleva a la elaboración de este documento puede ser muy arduo, y requiere una combinación de paciencia, intuición y experiencia. Por ejemplo, no siempre las personas involucradas en un crimen se muestran dispuestas a hacer declaraciones, o bien no cuentan con los recursos lingüísticos necesarios para expresarse con claridad; ante éstas y otras dificultadas, la policía debe adaptarse y encontrar la mejor manera de reconstruir la escena.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de acta policial (http://definicion.de/acta-policial/)