Definición de aerófonos

Aerófono es un adjetivo que, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), se utiliza para calificar a los instrumentos de viento. Un aerófono, por lo tanto, es un instrumento musical cuyo sonido se genera a partir de las vibraciones del aire, sin que sea necesario emplear membranas o cuerdas.

Aerófonos

En su interior, un instrumento aerófono alberga una cierta cantidad de aire que, cuando es excitada, produce un sonido. Este sonido depende del volumen del gas, no de las características del envase que le brinda contención. Lo que hace este envase (la estructura del instrumento) es establecer la forma que adoptará el volumen del gas y, por extensión, determinar cómo suena.

Se considera que el origen de los aerófonos es antiquísimo. Tanto es así que se establece que los primeros ejemplos de estos instrumentos musicales de viento serían los cuernos de los animales, las caracolas e incluso los troncos a los que se les había vaciado por dentro.

Luego, conforme fue evolucionando la historia, fueron apareciendo otros algo más “sofisticados” como, por ejemplo, los llamados mirlitones o las flautas de los pastores.

Los aerófonos de madera ofrecen un sonido de timbre suave. El músico debe soplar a través de un agujero o generar la vibración de una lengüeta. La flauta dulce, la quena y el erke son ejemplos de aerófonos de madera.

En cuanto a los aerófonos de metal, producen un sonido de timbre fuerte. En este caso, el músico hace vibrar sus labios en una boquilla que genera la frecuencia acústica. Entre los aerófonos de metal podemos nombrar a la trompeta, la tuba y el trombón.

Existen otras maneras de calificar a los aerófonos. De acuerdo a la forma de sus tubos, pueden ser prismáticos, cilíndricos o cónicos. Respecto al método de obtención de la escala, hay aerófonos con tubos de longitud variable y aerófonos con tubos que tienen orificios.

Si nos centramos en la excitación de la columna del aire, nos encontramos con aerófonos de boquilla (la trompeta), aerófonos de lengüeta (la armónica) y aerófonos de embocadura (la flauta).

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto el hecho de que en determinados países existen aerófonos que son típicos y tradicionales, al tiempo que muy característicos. Así, por ejemplo, podemos destacar los siguientes:
-En el País Vasco se encuentra el famoso chistu.
-En la provincia andaluza de Huelva, toma especial relevancia lo que se da en llamar flauta rociera. Esta, como su propio nombre indica, es la típica que se toca cuando los romeros realizan el camino desde sus ciudades de origen hasta la aldea del Rocío, donde se encuentra la Virgen del mismo nombre.
-En varias comunidades autónomas de España es muy característica la dulzaina, que tiene un sonido especialmente agudo y que se identifica por confeccionarse con madera, eso sí, en cada región con una diferente.

Además de todo lo indicado, podemos señalar estas otras cuestiones relevantes:
-Mientras mayor diámetro tenga el tubo, más grave se conseguirá que sea el sonido.
-Cuanta más longitud tenga el tubo, más grave será también el citado sonido. Y este será más grave también cuanto mayor presión de aire exista.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de aerófonos (http://definicion.de/aerofonos/)