Definición de agente etiológico

Es importante que antes de entrar de lleno en el significado del término agente etiológico, procedamos a conocer el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Agente es una palabra que deriva del latín, en concreto, de “agentis” que puede traducirse como “el que lleva la acción”. Es fruto de la suma de dos partes diferenciadas: el verbo “agere”, que es equivalente a “actuar”, y el sufijo “-nte”, que se usa para indicar al responsable de la acción.
-Etiológico, por otro lado, procede del griego, exactamente del término “aitología”, que se compone de tres partes diferenciadas: el sustantivo “aitia”, que significa “causa”; el sustantivo “logos”, que puede traducirse como “estudio”; y el sufijo “-ia”, que se emplea para indicar “cualidad”.

Agente etiológico

El concepto de agente refiere a aquello o aquel que dispone de la capacidad de producir alguna cosa o de actuar. Etiológico, por su parte, es lo que está vinculado a la etiología: el análisis de las causas o de los orígenes de cosas o enfermedades.

Con estas ideas en claro, podemos avanzar en la definición de agente etiológico. Se trata del elemento que propicia el desarrollo de una enfermedad. Las bacterias y los virus están entre los agentes etiológicos más comunes.

Tomemos el caso de la rabia. Esta es una enfermedad viral y contagiosa que ataca al sistema nervioso central (SNC). Una vez que el animal o la persona contraen la rabia, comienzan a sufrir diversos trastornos, como parálisis, hiperactividad y tendencias agresivas, hasta que ingresan en estado de coma y, por lo general, fallecen a causa de un paro cardiorrespiratorio o por alguna infección derivada del cuadro general. La causa de esta enfermedad es un virus, conocido simplemente como el virus de la rabia. Puede decirse, por lo tanto, que el virus de la rabia es el agente etiológico que provoca esta enfermedad contagiosa y generalmente mortal.

Dicho virus es el agente etiológico ya que él impulsa el desarrollo de la enfermedad. En otras palabras: sin la infección del organismo por parte del virus de la rabia, la irrupción de la rabia no es posible. Por eso a este virus se lo define como agente etiológico, debido a que es el origen o la causa de la enfermedad. Lo mismo ocurre con otros virus que provocan otros trastornos.

Otro ejemplo sería la patología llamada Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), que puede estar causada por una gran variedad de cuadros infecciosos, de agente etiológicos, como son el Shigella dysenteriae tipo1, la Salmonella typhi, el Streptococcus pneumoniae o el Campylobacter jejuni.

En la meningitis, por otro lado, los agentes etiológicos más frecuentes son las bacterias gram-negativas, la S Pneumoniae o la listeria monocytogenes, por ejemplo.

Por supuesto, no hay que pasar por alto que uno de los agentes de ese tipo más conocidos es el que se considera que produce el SIDA. Nos estamos refiriendo al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que forma parte de la familia de los retrovirus y que puede ser de dos tipos: VIH 1 y VIH 2.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agente etiológico (http://definicion.de/agente-etiologico/)