Definición de agua destilada

La sustancia compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno que es incolora, insípida e inodora recibe el nombre de agua. Destilar, por otra parte, es el acto de filtrar o de separar una sustancia volátil de otra fija a través de la aplicación de calor para luego enfriar su vapor y convertirla otra vez en un líquido.

Agua destilada

El agua destilada, por lo tanto, es agua que ha sido sometida a un proceso de destilación que permitió limpiarla y purificarla. Esto hace, en teoría, que el agua destilada sea agua potable, ya que es una sustancia pura que solo contiene un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno (H2O).

Hay quienes advierten, sin embargo, sobre los supuestos peligros de beber agua destilada. Lo cierto es que el agua potable que sale a través de la grifería suele contener pequeñas cantidades de cloro para eliminar microorganismos, y que el agua embotellada incluye distintos minerales como aditivos para mejorar sus prestaciones. Pese a carecer de estas sustancias, el agua destilada no es peligrosa.

Diversos estudios afirman que la diferencia que se registra en la presión osmótica del agua destilada y el agua mineralizada que se vende en botellas es mínima y no supone ningún riesgo para la salud.

Más allá del eventual consumo humano, el agua destilada se utiliza en las baterías y en los radiadores de los automóviles, en la limpieza de tejidos y en las planchas, por citar algunas alternativas. También suele emplearse en centros de salud ya que resulta pura.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de agua destilada (http://definicion.de/agua-destilada/)