Definición de API

API es una sigla que procede de la lengua inglesa y que alude a la expresión Application Programming Interface (cuya traducción es Interfaz de Programación de Aplicaciones). El concepto hace referencia a los procesos, las funciones y los métodos que brinda una determinada biblioteca de programación a modo de capa de abstracción para que sea empleada por otro programa informático.

API

Puede entenderse a la API como un código que indica a las aplicaciones cómo pueden mantener una comunicación entre sí. Estas reglas permiten que los distintos programas mantengan interacciones.

Otra manera de comprender qué es una API se vincula al suministro de funciones que tienen un uso extendido. De este modo, un programador puede recurrir a la funcionalidad de una API y así evitar iniciar la tarea de programación desde cero. Gracias su flexibilidad, las API ayudan a evitar pasos ya que el programador acude a ellas cuando desarrolla un nuevo programa, reutilizando códigos cuyo funcionamiento ya está probado.

Una API sirve para establecer una comunicación con una base de datos, un sistema operativo o un protocolo de comunicaciones, por citar algunas posibilidades. Incluso las redes sociales emplean distintas API: una herramienta para gestionar tuits, por ejemplo, puede utilizar una API para establecer una comunicación con los servidores que utiliza Twitter.

Una de las claves del funcionamiento de las API es la facilidad de integración. Estas herramientas tienen que resultar simples de integrar a otro software para que las comunicaciones puedan desarrollarse con éxito. De igual manera, sus actualizaciones no deberían generar conflictos para que su labor siga siendo óptima.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de API (http://definicion.de/api/)