Definición de apócrifo

El término griego apókryphos derivó en un vocablo latino que, a su vez, llegó al castellano como apócrifo. La primera acepción que menciona el diccionario desarrollado por la Real Academia Española (RAE) alude a un adjetivo que califica a lo simulado, lo inexistente o lo fingido.

Apócrifo

Por ejemplo: “Un noble apócrifo se presentó en la redacción del diario denunciando que había sido estafado por el alcalde”, “En el pueblo tienen la costumbre de adorar a un santo apócrifo”, “El joven intentó ingresar al país con un documento apócrifo, pero fue detenido por la policía”.

El uso más habitual de apócrifo está vinculado a la autenticidad de una obra respecto a su autoría. Muchas veces se atribuye una creación a una determinada persona que, sin embargo, no la creó. En esos casos, se dice que la obra es apócrifa.

Supongamos que comienza a circular por las redes sociales una supuesta carta pública escrita por un actor, cuyo texto presenta fuertes críticas al gobierno de turno. El actor en cuestión, al tomar conocimiento de la misiva que se le atribuye, desmiente su autoría. La carta, por lo tanto, resulta apócrifa.

Existen incluso frases célebres que son apócrifas ya que están atribuidas erróneamente. Un ejemplo es “Ladran, Sancho: señal que cabalgamos”, expresión que se suele creer que fue pronunciada por Don Quijote de la Mancha en la célebre obra de Miguel de Cervantes, aunque no aparece en el libro.

En el ámbito de la religión, por último, se califica como apócrifo a aquello no se encuentra aceptado en los cánones. Existen evangelios apócrifos que no forman parte de la doctrina de la Iglesia católica.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de apócrifo (http://definicion.de/apocrifo/)