Definición de asilo político

El término asilo refiere al auxilio, el resguardo o la protección que se le brinda a una persona. Político, por su parte, es un concepto con varios usos: en este caso nos interesa su acepción como aquello vinculado a la actividad política (las acciones desarrolladas para gestionar o administrar los asuntos públicos).

Asilo político

El asilo político es la asistencia que se le otorga a un individuo extranjero que tuvo que huir o fue expulsado de su país por razones relacionadas a la política. Suele entenderse a este tipo de asilo como el derecho de un sujeto a que no lo extraditen de una nación a otra que pretende castigarlo por sus opiniones o actividades políticas.

La historia del asilo surgió con el amparo que se brindaba a delincuentes que violaban la ley. Con los años, esta institución social empezó a orientarse a las personas perseguidas por los gobernantes a causa de sus ideales. En un primer momento, los edificios religiosos servían para brindar asilo: actualmente, en cambio, la totalidad de las tierras de un Estado extranjero sirve para conceder asilo político.

El derecho de asilo está regulado por diversas normas internacionales que establecen obligaciones y responsabilidades para los países de acogida y para los individuos que solicitan el asilo. La finalidad del asilo político es proteger a la persona que, por sus ideas o sus acciones políticas, sufre una persecución en su país. Si el país de acogida rechaza el asilo y el individuo debe regresar a su tierra, en ella puede ser encarcelado o castigado de otra forma.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de asilo político (http://definicion.de/asilo-politico/)