Definición de atañe

Atañe es una conjugación del verbo atañer, que tiene su origen etimológico en el vocablo latino attangĕre. La acción de atañer alude a concernir, afectar, pertenecer o incumbir.

Atañe

Por ejemplo: “No voy a opinar acerca de esto ya que es un tema que no me atañe y no quiero generar un malentendido”, “El alcalde se comprometió a resolver de manera urgente todo lo que atañe a la seguridad de los vecinos”, “En lo que atañe al pago de los salarios adeudados, el empresario informó que espera cumplir con los trabajadores en los próximos días”.

Analizando estos tres ejemplos podemos comprender a qué se refiere la idea de atañer. En el primer caso, encontramos a una persona que prefiere abstenerse de emitir su opinión debido a que considera que el asunto no es de su incumbencia o no lo afecta. El segundo ejemplo presenta un uso del vocablo atañe que puede asociarse a lo que está vinculado a algo. El tercer ejemplo, por último, utiliza la noción respecto a lo referente a una cuestión.

Cuando algo atañe a otra cosa, en definitiva, está relacionado con ella. Podría decirse que las reglas ortográficas y la gramática son dos materias que atañen a la labor de los periodistas que trabajan en la prensa escrita o digital. Estos profesionales deben conocer las reglas de la ortografía y los principios gramaticales de la lengua para escribir correctamente y, de este modo, realizar su trabajo con efectividad. Sin embargo, a nivel laboral, a un jardinero las reglas ortográficas y gramaticales no lo atañen ya que su eventual conocimiento o desconocimiento no afecta la calidad de su trabajo.

Desde un punto de vista técnico, al analizar el uso de la palabra atañer nos encontramos con una serie de restricciones que no tienen lugar muy a menudo: solamente es posible utilizarla en infinitivo (es decir, con la forma atañer o lo que comúnmente se denomina “el nombre del verbo” o “sin conjugar“), en gerundio (atañendo), en participio (atañido) y en tercera persona (tanto la singular como la plural).

Con respecto al último punto, no debemos olvidar que su conjugación en tercera persona, al menos, sí puede efectuarse en todos los tiempos verbales del modo Indicativo y del Subjuntivo. Algunos ejemplos de las diversas formas en las que puede conjugarse este verbo son los siguientes: dentro del modo Indicativo, atañe y atañen (para el tiempo Presente), atañerá y atañerán (para el tiempo Futuro simple), atañería y atañerían (para el tiempo Condicional simple); en el modo Subjuntivo encontramos ataña y atañan (para el tiempo Presente), atañere y atañeren (para el tiempo Futuro simple) y atañera atañeran (para el tiempo Pretérito imperfecto).

Algo similar ocurre con ciertos verbos que no pueden llevar a cabo los seres vivos ni los objetos, como ser el impersonal llover, o aquellos que se usan principalmente en uno o dos tiempos verbales, como ocurre con soler; si bien el diccionario de la Real Academia Española sí presenta la conjugación completa de estos dos verbos, a diferencia de lo que hace con atañer, no es común oir “hoy lloveré más que de costumbre” o “si tan sólo soliese hablar más, me resultaría más fácil comunicarme con él”.

A veces no hay mejor manera de entender un término que mirando una lista de sinónimos, en especial si se trata de uno que se usa en la lengua culta o en la prensa, como puede ser el caso de atañer y su forma conjugada atañe, que no aparecen en el habla cotidiana con normalidad; por esta razón, veamos algunas alternativas: incumbir, afectar, interesar, importar, pertenecer, concernir, competer, corresponder, relacionar, aludir, atribuir y tocar.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de atañe (http://definicion.de/atane/)