Definición de ataque de pánico

Para comprender la noción de ataque de pánico, es necesario definir primero los términos que la componen. Se llama ataque al acto y resultado de atacar: agredir, arremeter, ofender. Pánico, por su parte, es una sensación intensa de miedo.

Ataque de pánico

Puede decirse que un ataque de pánico es un fenómeno que se produce cuando una persona experimenta súbitamente un temor de gran intensidad. El ataque puede durar algunos minutos o incluso horas.

Considerados como crisis de angustia, los ataques de pánico aparecen sin una causa aparente. El individuo, sin saber por qué, empieza a sentirse aterrorizado y su organismo reacciona como si estuviese ante una amenaza concreta. El sujeto, de este modo, comienza a tener problemas para respirar, temblores, taquicardia, sudoración excesiva y mareos, entre otros síntomas.

El ataque de pánico se asocia a un súbito aumento de la ansiedad. La persona no es consciente del motivo concreto que desencadena la situación: se trata de algo que le provoca mucha angustia y que no logra procesar para asimilarlo en su estructura psíquica.

Además de la sensación de terror y de los efectos físicos, es habitual que la persona perciba a su entorno como irreal y que experimente una extrañeza respecto a sí misma. También es común la sensación de pérdida de control sobre su cuerpo y sobre su vida en general.

Cuando los ataques de pánico son recurrentes, el individuo padece lo que se conoce como un trastorno de pánico. Esta afección suele ser tratada con terapia psicológica (para detectar el motivo real de la angustia) y con fármacos recetados por un médico para paliar los efectos fisiológicos (antidepresivos, ansiolíticos).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de ataque de pánico (http://definicion.de/ataque-de-panico/)

Definiciones Relacionadas