Definición de cardíaco

El adjetivo cardíaco, que también puede escribirse y pronunciarse con la acentuación cardiaco, procede del vocablo latino cardiăcus, que a su vez deriva del griego kardiakós. El concepto hace alusión a aquello vinculado al corazón.

Cardíaco

Para comprender a qué se refiere la idea de cardíaco, por lo tanto, hay que tener en claro qué es el corazón. Se trata de un órgano muscular presente en todos los animales vertebrados y en algunos invertebrados, cuya función es bombear la sangre hacia las diferentes partes del cuerpo.

En el caso del ser humano, el corazón se ubica en un espacio conocido como cavidad torácica. El órgano se divide en cuatro cavidades: las dos inferiores reciben el nombre de ventrículos (el ventrículo izquierdo y el ventrículo derecho), mientras que las dos superiores se llaman aurículas (la aurícula izquierda y la aurícula derecha). A las venas que ingresan en la aurícula derecha se las llama venas cardíacas.

Estas venas cardíacas son la vena cava superior (que recoge sangre de la cabeza, el cuello, las extremidades superiores y la caja torácica) y la vena cava inferior (lleva sangre procedente de la pelvis, el abdomen y las extremidades inferiores). Ambas venas se encargan de trasladar sangre escasamente oxigenada.

El gasto cardíaco es el volumen de sangre que el corazón bombea en una cierta unidad temporal. Los problemas cardíacos, por otra parte, son dolencias y trastornos del corazón. Por extensión, se suele decir que una persona es “cardíaca” cuando sufre algún tipo de inconveniente en este órgano.

Un ataque cardíaco, por último, es un infarto: la necrosis del corazón, producto de un bloqueo en las arterias coronarias. El infarto puede provocar un paro cardíaco y causar la muerte.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cardíaco (http://definicion.de/cardiaco/)