Definición de aurícula

Antes de entrar de lleno en el establecimiento del significado del término aurícula vamos a conocer su origen etimológico. En este caso, podemos decir que se trata de una palabra que deriva del latín. En concreto, procede de “auricula”, que puede traducirse como “pequeña oreja” y que se compone de dos partes claramente diferenciadas:
-El sustantivo “auris”, que es sinónimo de “oreja”.
-El sufijo “-cula”, que se emplea como diminutivo.

Aurícula

El término aurícula puede emplearse en distintos ámbitos. En el terreno de la anatomía, se denomina aurícula a la cavidad que existe en el corazón, adonde llega la sangre procedente de los vasos sanguíneos.

Precisamente si tenemos en cuenta su origen etimológico podemos decir que se denomina así a esas cavidades del citado corazón porque tienen apariencia de oreja.

También conocidas como atrios, las aurículas en el corazón del ser humano son dos cavidades que se ubican en el sector superior del órgano, sobre los ventrículos.

La sangre carbooxigenada, tras recorrer el organismo, ingresa a la aurícula derecha del corazón a través de las venas cavas. Mediante la válvula tricúspide, la sangre pasa de la aurícula derecha al ventrículo derecho y luego, por la válvula pulmonar, a la llamada arteria pulmonar. En este paso, los pulmones oxigenan la sangre y el fluido, a través de las venas pulmonares, regresa al corazón.

La sangre ya oxigenada ingresa luego a la aurícula izquierda y, vía la válvula mitral, pasa al ventrículo izquierdo. Finalmente la arteria aorta se encarga de llevar la sangre al resto del organismo.

Dentro del conjunto de enfermedades, patología, afecciones o problemas de salud de todo tipo que pueden afectar a las aurículas está lo que se denomina fibrilación auricular. Esta viene a referirse a una arritmia de tipo crónico muy habitual que se caracteriza por estar compuesta de latidos auriculares desorganizados.

Esa situación es peligrosa en tanto en cuanto aumenta los riesgos de sufrir una embolia. Hay que tener en cuenta además que quienes tienen más probabilidades de padecer esa fibrilación son personas con estas características:
-Tienen problemas con su peso, bien porque cuentan con sobrepeso u obesidad.
-Sufren diabetes de tipo 2.
-Cuentan con lo que se conoce como hipertensión arterial.
-No menos relevante es que también tienen riesgos quienes cuentan con problemas de salud relacionados con la tiroides.
-No hay que pasar por alto que, del mismo modo, poseen más probabilidades de sufrirla quienes tienen algún tipo de cardiopatía o quienes cuentan con alguna lesión en lo que son las válvulas del corazón.

Cabe destacar que la cantidad de aurículas existentes en el corazón depende de la especie. Se han encontrado moluscos, por ejemplo, que tienen cuatro aurículas, el doble del número que hay en el corazón humano. Por lo tanto, no se puede decir que el corazón, a nivel general, tiene una X cantidad de aurículas, ya que el dato está directamente vinculado a la especie.

Para la botánica, la aurícula es la extensión de la región inferior del limbo, la parte más ensanchada de las hojas. Se trata de un lóbulo de tipo foliáceo, que está ubicado al lado del pecíolo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de aurícula (https://definicion.de/auricula/)

Buscar otra definición