Definición de celeridad

El concepto de celeridad deriva del vocablo latino celerĭtas. Se trata de un término que hace referencia a la velocidad, la premura, la rapidez o la prisa.

Celeridad

Por ejemplo: “El gobierno le pidió mayor celeridad a la Justicia para resolver los casos que preocupan a la sociedad”, “Voy a pedirle al gerente del banco que trata de aprobar el préstamo con celeridad”, “El proyecto inmobiliario avanza con celeridad y podría quedar concluido antes del verano”.

Recordemos que la velocidad es una magnitud física que indica el espacio que recorre un cuerpo en una cierta unidad de tiempo. Si un automóvil atraviesa 80 kilómetros en una hora, avanzó con una velocidad media de 80 kilómetros por hora. La noción de celeridad, en este marco, es subjetiva y suele determinarse de acuerdo a una comparación. Retomando el caso del automóvil a 80 km/h, alguien podría considerar que dicho vehículo no se desplazó con suficiente celeridad ya que otros autos, respetando las normas de tránsito, suelen recorrer el mismo trayecto mucho más rápido. En cambio, si comparamos el tiempo que hubiese tardado el conductor del vehículo avanzando a pie, el automóvil le permitió desplazarse con mucha más celeridad.

También se puede asociar la celeridad a la premura, la rapidez o la prisa. Estas ideas se vinculan a un movimiento que resulta acelerado o impetuoso: a mayor velocidad, mayor celeridad. Incluso es posible relacionar la celeridad a la velocidad de resolución de algún asunto o de una acción (celeridad para completar un formulario, leer un libro, almorzar, etc.).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de celeridad (http://definicion.de/celeridad/)