Definición de explotación minera

Antes de proceder a establecer el significado del término explotación minera que ahora nos ocupa, es interesante determinar, en un primer momento, el origen etimológico de las dos palabras que lo componen. Vocablos ambos que emanan del latín:
• Explotación es fruto de la suma de tres elementos latinos: el prefijo “ex”, que puede traducirse como “hacia fuera”; el verbo “plicare”, que es equivalente a “hacer pliegues”; y el sufijo “-ción”, que es sinónimo de “acción y efecto”.
• Minera, por su parte, emana del vocablo latino “mina”, y este, a su vez, del griego. En ambos casos se usaba para referirse a una unidad de cuenta de dinero o bien a una unidad que se empleaba para pesar metales.

Explotación minera

El verbo explotar tiene varios usos. Entre ellos, puede mencionarse la extracción de riquezas o utilidades de un negocio. La acción y efecto de explotar se conoce como explotación.

Minero, por su parte, es aquello perteneciente o relativo a la minería (el trabajo que se realiza en las minas).

La explotación minera, por lo tanto, es el conjunto de las actividades socioeconómicas que se llevan a cabo para obtener recursos de una mina (un yacimiento de minerales). Los orígenes más remotos de estas explotaciones se remontan al Paleolítico, ya que se hallaron indicios en Suazilandia de que los hombres prehistóricos excavaban para extraer hematita hace unos 43.000 años.

Las explotaciones mineras pueden dividirse en dos grandes tipos: minas a cielo abierto o minas subterráneas. En las minas a cielo abierto, la extracción se realiza con grandes máquinas sobre la superficie del terreno. En las minas subterráneas, en cambio, las labores se llevan a cabo debajo de la superficie, principalmente con trabajo manual ya que las grandes máquinas no pueden ingresar en los túneles.

Dentro a su vez de las minas subterráneas, tendríamos que establecer que existen dos grandes tipos de ellas:
• Las de montaña, que son aquellas que se encuentran por encima de lo que es el nivel del fondo del valle. Se identifican, entre otras muchas cosas, porque en ellas se trabaja a través de las galerías que se excavan en las laderas del citado valle y porque tienen un acceso mucho más sencillo.
• Las que se hallan por debajo del anteriormente mencionado nivel. La dificultad de entrar en ellas así como de trabajar en las mismas es mucho mayor que en las anteriores. Y es que incluso algunas se hallan bajo el mar.

La minería es una actividad que puede generar graves problemas ambientales y de salud a sus trabajadores. Los mineros suelen sufrir problemas respiratorios por la inhalación constante de polvo y humo o por el contacto con sustancias tóxicas.

Muchas son las minas que existen en todo el mundo y entre las más importantes se encuentran las de Río Tinto, en la provincia española de Huelva, pues tienen su origen en la Edad del Bronce.

Los accidentes en las explotaciones mineras subterráneas son frecuentes y muchas veces trágicos. Uno de los casos más resonantes tuvo lugar en agosto de 2010, cuando 33 mineros quedaron atrapados a más de 700 metros de profundidad en un yacimiento cercano a Copiapó (Chile) durante 70 días hasta que fueron rescatados sanos y salvos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de explotación minera (http://definicion.de/explotacion-minera/)